El informe de 2018 que alertó sobre los daños en la estructura del edificio de Miami

Continúan los trabajos para encontrar a los 159 desaparecidos, mientras que la cifra de muertos está estancada en cuatro

La gran novedad de las últimas horas fue la noticia de que existía un informe elaborado por un ingeniero, que en 2018 alertó de daños estructurales. AP
La gran novedad de las últimas horas fue la noticia de que existía un informe elaborado por un ingeniero, que en 2018 alertó de daños estructurales. APGerald HerbertAP

Tercer día de trabajos de rescate en Miami Beach mientras los servicios de emergencia confirmaban los peores presagios. En Surfside, donde el jueves cayó a plomo un edificio de 13 plantas y 136 apartamentos, siguen sin aparecer supervivientes. La cifra de muertos continúa estancada en 4 y la de desaparecidos no se mueve de los 159. Una cifra que rebasa con mucho las de las primeras estimaciones, que hablaban de 51 personas, y que fue creciendo a medida que los familiares y amigos daban la voz de alarma. Los bomberos trabajan con unidades caninas y maquinaria pesada. Combinan el desescombro con grúas y retroexcavadoras con las tareas de remoción finas, apartando los cascotes a mano.

Derrumbe en Miami FOTO: José Luis Montoro

La gran novedad de las últimas horas fue la noticia, adelantada por la ciudad, de que la comunidad de propietarios de la torre sur del complejo Champlain, de 40 años de antigüedad, tenía en su poder un informe elaborado por un ingeniero, que en 2018 alertó de daños estructurales. El New York Times, comentando el documento, explicaba que el perito, Frank Morabito, encontró «grietas y daños en las columnas, vigas y paredes del estacionamiento».

Según el periódico neoyorquino, el parte del ingeniero habría servido como guía para un futuro plan de reparaciones que debía arrancar cuanto antes. Pero pasaron dos años y medio y el edificio se desplomó antes de que nadie hiciera nada por repararlo. Entre otras cosas Morabito, que no llegó a advertir de la posibilidad de una catástrofe, sí habla de daños serios que debía de corregirse cuanto antes para evitar un crecimiento exponencial.

Concretamente explicaba que «la impermeabilización debajo de la plataforma de la piscina y la entrada está más allá de su vida útil y, por lo tanto, se debe quitar y reemplazar por completo». Avisaba de que la humedad, filtrada a través de las grietas, estaba causando «un daño estructural importante a la losa estructural de cemento debajo de estas áreas». Concluía que, en efecto, «Si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro próximo, la extensión del deterioro del cemento se expandirá exponencialmente».

Respecto al garaje, el informe certificó la existencia de abundantes grietas y desconchados de distinta gravedad en las columnas, vigas y muros. También consignó «varios desprendimientos considerables tanto en la parte superior de la rampa de acceso de entrada como en la parte inferior de las losas de la piscina / acceso de entrada / macetas, que incluyen varillas de refuerzo expuestas y deterioradas». «Aunque parte de este daño es menor», concluía, «la mayor parte del deterioro del cemento debe repararse de manera oportuna». Probablemente tanto la empresa que acometió la inspección expondrá que formuló las cuestiones adecuadas, mientras que la comunidad propietarios podrá agarrarse a que, como señala el New York Times, el informe no ofreció «ningún indicio de que la estructura estuviera en riesgo de colapso», aunque, eso sí, «señaló que las reparaciones necesarias estarían dirigidas a “mantener la integridad estructural” del edificio».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que ha declarado el estado de emergencia para Miami, lo que permite destinar fondos federales, no quiso olvidar a las familias de los desaparecidos, desesperadas por encontrar alguna pista de los suyos. «No hay nada peor que tener que esperar y preguntarse qué pasó». Añadió que «Es un momento difícil. Hay tanta gente esperando...».

La comunidad latina, entre tanto, sigue movilizada para tratar de ayudar, mientras las autoridades ponían en marcha un plan de emergencia para conceder visados especiales a los familiares de las personas enterradas, de las que varias decenas eran naturales de Paraguay, Chile, Venezuela, Colombia, Argentina y Uruguay. Las autoridades también han prometido que investigarán lo sucedido hasta determinar las causas exactas de la catástrofe, así como su disposición a acometer todas las iniciativas necesarias, incluida la aprobación de nuevas leyes, a fin de endurecer las inspecciones y evitar tragedias similares en el futuro.