Asia

Preocupación en Corea del Norte por el aspecto demacrado de Kim Jong Un

Un residente de Corea del Norte asegura en medios estatales que el pueblo está desconsolado por la situación del líder comunista

Kim Jong Un
Kim Jong UnTwitterTwitter

Todos en Corea del Norte están desconsolados por la aparente pérdida de peso del líder Kim Jong Un, dijo un residente no identificado de Pyongyang citado en los medios estatales, estrictamente controlados por el régimen, después de ver imágenes de vídeo recientes de Kim. El extraño comentario público sobre la salud de Kim se produce después de que analistas extranjeros notaran a principios de junio que el líder autocrático, de 37 años, parecía haber perdido una cantidad importante de peso.

“Ver al respetado secretario general (Kim Jong Un) luciendo demacrado rompe el corazón de nuestra gente”, dijo el hombre en una entrevista transmitida por la emisora estatal KRT el viernes. “Todo el mundo dice que se les llenaron los ojos de lágrimas”, dijo. En el vídeo, que Reuters no pudo verificar de forma independiente, se vio a los residentes de Pyongyang mirando una pantalla grande en la calle que mostraba un concierto al que asistieron Kim y funcionarios del partido después de una reunión plenaria del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK).

La transmisión no brinda detalles sobre el motivo de la pérdida de peso. Cuando Kim reapareció en los medios estatales en junio después de una ausencia en público de casi un mes, los analistas de NK News, un sitio web con sede en Seúl que monitorea a Corea del Norte, notaron que su reloj parecía estar más suelto que antes en su muñeca. Dado el fuerte control de Kim sobre el poder en Corea del Norte, y la incertidumbre sobre cualquier plan para un sucesor, los medios internacionales, las agencias de espionaje y los especialistas vigilan de cerca su salud.

A principios del año pasado, las especulaciones sobre la salud de Kim explotaron después de que se perdiera las celebraciones del aniversario del nacimiento del fundador del estado, Kim Il Sung, el 15 de abril, solo para reaparecer en público a principios de mayo. En 2014, los medios estatales informaron que Kim sufría de “malestar”, después de un período prolongado fuera de la vista del público.