Reino Unido se inspira en Dinamarca para enviar a los solicitantes de asilo a África

Un proyecto de ley del Gobierno de Johnson contempla deportar a los migrantes que lleguen a las islas procedentes de otros países europeos

La ministra del interior británica, Priti Patel
La ministra del interior británica, Priti PatelJEFF OVERS/BBCvia REUTERS

Reino Unido se está preparando para aprobar una ley de tipo danés para permitir el procesamiento de las solicitudes de asilo de las personas mientras las mantienen en un centro de detención extranjero, posiblemente en África, informa “The Times”. El “Proyecto de ley de nacionalidad y fronteras” británico, que se publicará la próxima semana, se produce después de las conversaciones con Dinamarca sobre compartir una instalación en alta mar, y Copenhague considera a Ruanda como un posible Estado anfitrión. La Comisión Europea ya advirtió al país nórdico de que el plan era una “señal incorrecta”.

El número de personas que llegan en pequeñas embarcaciones desde el norte de Europa superó las 5.000 este mes y sigue aumentando a pesar de una serie de acuerdos alcanzados con Francia y millones de libras gastados tratando de limitar el número.

El Gobierno de Boris Johnson propuso previamente centros de recepción en alta mar en ocasiones regulares. Un documento de consulta citó los éxitos daneses para “desalentar las solicitudes de asilo a través de rutas ilegales” y se entiende que el Ministerio del Interior está monitoreando de cerca el trabajo de otros países.

Dinamarca provocó la ira de los activistas de derechos humanos este mes después de aprobar una ley que le permite procesar a los solicitantes de asilo fuera de Europa. Ruanda se ha convertido en un posible candidato después de una visita del ministro de Inmigración del país.

La nación escandinava ha ganado notoriedad por sus políticas de inmigración de línea dura, incluidos los planes archivados para una pequeña isla aislada que alguna vez se utilizó para realizar investigaciones sobre enfermedades animales para albergar a solicitantes de asilo fallidos.

Se informó el lunes que Reino Unido estaba en conversaciones con Dinamarca sobre el plan de Ruanda, pero se entendió que no había planes firmes en su lugar. Los funcionarios dijeron que seguirían más detalles sobre los planes potenciales.

El objetivo principal de la legislación propuesta por la ministra del Interior, Priti Patel, es deportar a los migrantes que ingresan a Gran Bretaña después de pasar por otros países europeos, obligados a procesar sus solicitudes por el Convenio de Dublín, informó “The Times”. Pero Reino Unido, ahora fuera de la UE, no ha logrado ningún acuerdo con el bloque o su vecino más cercano Francia.

“Hemos estado analizando lo que hacen otros países para disuadir a la migración ilegal y este trabajo continúa”, explicó un representante del Ministerio del Interior.

“No descartaremos ninguna opción que pueda ayudar a reducir la migración ilegal y aliviar la presión sobre el sistema de asilo quebrado”.

El Gobierno británico negó rumores anteriores sobre la posibilidad de utilizar Gibraltar como centro de procesamiento en el extranjero. El ministro principal, Fabián Picardo, negó en marzo que se propusiera un centro de procesamiento de asilo para el territorio y dijo que nadie le había planteado el tema.

El ministro principal gibraltareño aseguró que las “limitaciones geográficas” del Peñón y los acuerdos del territorio con el área Schengen hicieron que la propuesta no fuera práctica.

El departamento de Patel también consideró la creación de un centro de procesamiento para solicitantes de asilo en una isla en el Océano Atlántico Sur, a 6.400 kilómetros del Reino Unido, antes de que la idea fuera archivada.

“El procesamiento en alta mar es un acto de hostilidad cruel y brutal hacia las personas vulnerables que sin culpa suya han tenido que huir de la guerra, la opresión y el terror”, adviete Enver Solomon, director ejecutivo de la organización benéfica Refugee Council, al “Times”.