“La gente se fue a dormir, y luego murió”: Los fallecidos en Miami suben a 18

Las autoridades han dicho que todavía tienen esperanzas de encontrar supervivientes en las más de 140 personas desaparecidas tras el derrumbe de Miami

Thumbnail

“La gente se fue a dormir, y luego murió”. Se han encontrado seis cuerpos más en las ruinas de una torre de condominios en el área de Miami, dijeron las autoridades el miércoles, lo que eleva el número de muertos confirmados a 18 casi una semana después de que el edificio se derrumbó.

Nadie ha salido vivo de los montículos de concreto pulverizado, madera astillada y metal retorcido desde las primeras horas del desastre del 24 de junio en la ciudad frente al mar de Surfside, Florida, adyacente a Miami Beach. Las autoridades calcularon el número de personas desaparecidas y temidas atrapadas en las ruinas del condominio Champlain Towers South en 145. Dos de las 18 muertes confirmadas eran niños, de 10 y 4 años, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, en una conferencia de prensa.

“La pérdida de niños es demasiado grande para soportar”, dijo Levine Cavas. “Nuestra comunidad, nuestra nación y el mundo están de luto con estas familias que han perdido a sus seres queridos”. Entre las seis últimas víctimas confirmadas, los restos de cuatro fueron recuperados durante la noche del martes al miércoles, y dos fueron ubicados más tarde el miércoles, dijo Levine Cava.

Las autoridades han dicho que todavía tienen esperanzas de encontrar supervivientes. El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo en una entrevista que había prometido a las familias que los equipos de rescate “no dejarían a nadie atrás” mientras los equipos cavaban más profundamente en los escombros. “No hemos llegado al fondo. No sabemos qué hay ahí abajo”, dijo. “No vamos a adivinar. No vamos a tomar una decisión de vida o muerte para dejar arbitrariamente de buscar personas que puedan estar vivas entre esos escombros”.

Burkett dijo que todos los días el montículo de escombros se encoge visiblemente, lo que indica un progreso. Los equipos de búsqueda y rescate constan de unos 200 especialistas que trabajan las 24 horas del día en turnos de 12 horas, y cientos de personas más (bomberos, policía, ingenieros, expertos en seguridad ambiental y otros) desempeñan funciones de apoyo.

Investigación criminal sobre el derrumbe

Dos equipos de perros estaban ayudando a rastrear los restos: uno entrenado para husmear a los supervivientes y el otro para detectar cadáveres. Los investigadores no han concluido qué causó el colapso de casi la mitad del rascacielos de 40 años mientras los residentes dormían en las primeras horas del jueves pasado. Pero en 2018, un informe preparado por la firma de ingeniería Morabito Consultants antes de un proceso de recertificación de seguridad del edificio encontró deficiencias estructurales en el complejo de 12 pisos y 136 unidades que ahora son el foco de las consultas.

La fiscal estatal del condado de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle, dijo el martes que convocaría a un gran jurado especial, además de cualquier posible investigación criminal, para examinar la seguridad del edificio.

El presidente Joe Biden y su esposa, Jill Biden, planeaban visitar el lugar de la tragedia. Los bomberos han hablado de escuchar sonidos débiles dentro de la pila de escombros, aunque reconocen que tales ruidos podrían provenir del asentamiento de las ruinas, y de encontrar vacíos en las profundidades de los escombros lo suficientemente grandes como para posiblemente sustentar la vida.

Pero el jefe de bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, dijo el martes que el personal de búsqueda enfrentó una tarea abrumadora, obstaculizada por lluvias intermitentes y tormentas eléctricas, y recoger restos comprimidos de 12 pisos que colapsaron uno sobre otro, “todo dentro de la misma huella”.

Los escombros retirados de la pila de escombros están siendo transportados en camiones a un sitio de recolección para que los detectives los revisen en busca de fragmentos de evidencia que serán catalogados y fotografiados “con fines de investigación futura”, dijo el director de la policía de Miami-Dade, Alfredo Ramírez. La temporada de huracanes ha llegado a Florida, y el director de manejo de emergencias del estado, Kevin Guthrie, dijo el miércoles que estaba haciendo planes de contingencia en caso de que una tormenta tropical descendiera sobre la costa. REUTERS