Al menos 45 muertos en el accidente de un avión militar en Filipinas

Tres de las víctimas son civiles que se encontraban en la zona donde impactó el avión, en la isla de Jolo, mientras que el resto de los fallecidos son soldados que iban a bordo del C-130 Hercules

Thumbnail

Al menos 45 personas han perdido la vida en el accidente este domingo de un avión militar de transporte del Ejército de Filipinas en la isla de Jolo, mientras que otras 53 personas han resultado heridas. Los equipos de rescate buscan a al menos otras cinco personas entre los restos calcinados del aparato.

Al menos tres de las víctimas mortales son civiles que se encontraban en la zona donde impactó el avión, mientras el resto de fallecidos son soldados, indicaron las autoridades en su última actualización.

Entre los supervivientes, 17 de los cuales fueron ingresados en un hospital militar de la región, también se encuentran cuatro civiles, recoge el portal de noticias Rappler.

El ministro de Defensa de Filipinas, Delfin Lorenzana, señaló en un comunicado a los medios que en avión viajaban 92 personas.

Militares filipinos en el lugar del accidente en la isla de Jolo FOTO: JTF HANDOUT EFE

El aparato, un C-130 Hercules, realizaba la maniobra de aterrizaje en un aeródromo de la isla de Jolo cuando se pasó la pista y no pudo volver a coger altura alrededor de las 11:30 hora local (3.30 GMT), indicó el comandante general de las Fuerzas Aéreas de Filipinas, Cirilito Sobejana, en un comunicado anterior.

Las autoridades continúan con el dispositivo de búsqueda y rescate para localizar a otras cinco personas que también viajaban en el aparato en el momento de siniestro.

“Estamos haciendo todo lo que podemos para rescatar a los pasajeros” restantes, apuntó Sobejana, quien en un primer momento señaló que 85 personas iban a bordo de la nave accidentada.

El ministro ha avisado de que el número de fallecidos podría aumentar en las últimas horas dado que hasta 92 personas, entre ellas ocho miembros de la tripulación, podrían haber estado a bordo en el momento del siniestro, de acuerdo con las estimaciones del ministro, recogidas por la filial nacional de la cadena CNN.

Los supervivientes han sido trasladados a un hospital militar en la ciudad de Busbus, informaron las autoridades.

El avión partió esta mañana de la ciudad de Cagayan de Oro con varias tropas que iban a ser desplegadas en la región, donde anidan varios grupos de extremistas islámicos.

En el interior del aparato viajaban soldados que en su mayoría acababan de graduarse e iban a ser desplegados en un batallón que combate contra varios grupos extremistas islámicos que se refugian en el remoto archipiélago de Jolo, en el suroeste de Filipinas, además de cinco vehículos militares.

Varios soldados saltaron antes

“Se vio a varios soldados saltando de la aeronave antes de que golpeara el suelo, librándose de la explosión causada por el accidente”, señaló la Fuerza de Tarea Conjunta Sulu en un comunicado.

El incidente causó una espesa nube de humo negro, conforme a los vídeos y fotografías publicadas en las redes sociales por testigos, mientras las llamas devoraban parte del aparato siniestrado.

Las autoridades desplegaron rápidamente un dispositivo de emergencia para buscar a supervivientes y recuperar los cuerpos de los fallecidos entre los restos de la aeronave.

“Tenemos la esperanza de poder encontrar a más supervivientes”, apuntan fuentes militares.

Las autoridades han abierto una investigación para tratar de determinar las causas y motivos que han propiciado el siniestro.