¿Quién mató a Berta Cáceres?

El fallo contra el presunto asesino de la activista hondureña se conocerá hoy

Una vela para la activista Berta Caceres en una ceremonia espiritual en abril, antes de que comenzase el juicio a los autores intelectuales del asesinato
Una vela para la activista Berta Caceres en una ceremonia espiritual en abril, antes de que comenzase el juicio a los autores intelectuales del asesinatoElmer Martinez

El Tribunal de Sentencia de Honduras notificará este lunes la sentencia por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, en 2016, que determinará la absolución o condena de Roberto David Castillo, un ejecutivo de una hidroeléctrica acusado de ser uno de los autores intelectuales del crimen.

A casi cuatro meses después de que comenzará el juicio oral, se conocerá hoy el fallo por la mañana (hora local en Tegucigalpa).

Berta Cáceres fue asesinada el 2 de marzo de 2016 cuando dormía en su casa en la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, en el occidente de Honduras.

Familiares de la ambientalista, que además era coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), aducen que Berta fue asesinada por su oposición a un proyecto hidroeléctrico a cargo de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA).

El equipo de abogados de la familia de Cáceres afirmó ayer en un comunicado que ha acreditado en el juicio que Castillo “participó en la planificación, coordinación, aseguramiento de ejecución y verificación del asesinato de Berta Cáceres”, por lo que no duda de que el fallo será de culpabilidad.

Sin embargo, le preocupa que el “imputado y la familia Átala Zablah son parte de una empresa criminal experta en corromper y traficar con influencias, como lo mostraron al momento de obtener la concesión del río Gualcarque, imponerla en territorio lenca, criminalizar y asesinar a Berta Cáceres”.

Los abogados lamentaron que el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y la Asociación Hondureña de Productores de Energía (AHPER) estén “respaldando” a Castillo, tal y como “lo confesó él mismo”, y les preocupa que “usen sus influencias y poder para quebrar la frágil independencia del poder judicial y del tribunal que sentenciará el caso”.

Señalan, además, que uno de los jueces del Tribunal de Sentencia al parecer sostuvo de “manera discreta reuniones con una organización de derechos humanos que apoya al imputado, y el poder judicial nunca brindó informe sobre esa denuncia”.

“Nos preocupa que en las últimas horas hemos sido informados de que una de las juezas que integra el Tribunal de Sentencia es esposa de un militar, es decir de un compañero de armas del ahora imputado Castillo, subteniente del Ejército en condición de retiro”, enfatizó el equipo legal.

“Impunidad estructural”

Los abogados reafirmaron también su “compromiso para que todos los perpetradores del crimen contra Berta Cáceres sean procesados, juzgados y sancionados, para romper con la impunidad estructural que ha ensangrentado a la sociedad hondureña”.

En diciembre de 2019, un tribunal de Honduras condenó a cuatro de ocho acusados a 34 años de prisión por el asesinato de Cáceres y a 16 por intento de asesinato del mexicano Gustavo Castro. Otros tres fueron sentenciados a 30 años de cárcel, como coautores del crimen.