Francia veta a España: ¿Cómo es la situación del coronavirus en el país galo?

El secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, desaconsejó viajar a la península por la incidencia acumulada de casos de Covid-19

Lo cierto es que, en cuanto a incidencia, tanto España como Portugal están muy por encima no solo de Francia, sino también del resto de países europeos. EP
Lo cierto es que, en cuanto a incidencia, tanto España como Portugal están muy por encima no solo de Francia, sino también del resto de países europeos. EPXinhua vía Europa Press Xinhua vía Europa Press

Hace tan solo unas horas, el secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, desaconsejó en una entrevista a sus conciudadanos franceses que evitaran viajar a España o a Portugal. El francés asume que tanto sus vecinos españoles como portugueses han sido “imprudentes” en la desescalada, debido lo cual, “han aumentado su incidencia acumulada de casos positivos de coronavirus”.

“Los que todavía no han reservado, les aconsejo que eviten España y Portugal en sus destinos. Es por prudencia, una recomendación en la que insisto”, aseguraba. “Más vale quedarse en Francia o ir a otros lugares en vez de estos dos países”.

Lo cierto es que, en cuanto a incidencia, tanto España como Portugal están muy por encima no solo de Francia, sino también del resto de países europeos, con la excepción del Reino Unido. El país británico acumula una incidencia de 460,8 casos por cada 100.000 habitantes. Sin duda, la rápida expansión de la variante india o Delta es la gran razón por la que los casos se han disparado en este territorio.

Y es la razón por la que tanto España como Portugal se han adentrado en una nueva ola de contagios. Mientras que la incidencia acumulada en Portugal es de 252,2 casos, la de España es 252,16 casos. Una incidencia muy pareja entre lusos y españoles. Tendríamos que irnos a Rusia, con 213 casos por cada 100.000 habitantes, para encontrar una incidencia parecida.

Francia, el país en cuestión que ha aconsejado no viajar a la península, lo que sería un nuevo varapalo para el turismo nacional, acumula una incidencia de 45,6 casos. En el país galo, los enfermos de Covid-19 en cuidados intensivos se situaron ayer por debajo del millar por primera vez desde septiembre pasado.

Por otro lado, los contagios en Francia suben. En el último informe de las cifras diarias de las autoridades sanitarias francesas, ayer se notificaron 4.081 nuevos casos de coronavirus, desde los 3.972 positivos del martes. Cuatro de cada diez positivos en Francia son contagios por la variante Delta, según el gobierno francés. Además, ayer se registraron 35 fallecimientos en el país vecino, mientras que en España se registraron 17, la mitad que en el país galo.

La ritmo de vacunación es menor que en España

En el resto de Europa, tampoco se asemejan a España. Países como Italia, cuya incidencia es de 16,9 casos por cada 100.000 habitantes, o Alemania, con 10,5 casos por cada 100.000 habitantes, están muy por debajo que España. Quizás Bélgica o Países Bajos se encuentren algo por encima, con 76,1 y 64,1 casos por cada 100.000 habitantes respectivamente, pero no llega a ser ni la tercera parte de la incidencia española.

Los países del este tampoco tienen una incidencia muy alta; es más, su incidencia es bastante baja. Rumanía o Polonia, con 3,3 y 3,6 casos por cada 100.000 habitantes, presentan los mejores datos.

En cuanto al ritmo de vacunación, Francia ha administrado al menos una dosis al 51,8% de la población, es decir, a más de 34 millones de franceses. 23 millones de residentes en Francia, es decir, un 34,3%, ya ha recibido la pauta completa. Por su parte, España roza los 20 millones de vacunados con la pauta completa, un 42,3%. El 56,9% de los habitantes españoles, casi 27 millones, han recibido al menos una dosis.

Vuelta a las restricciones

Ante la petición de Francia, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió el proceso de vacunación contra el coronavirus y las medidas adoptadas por el país ante la evolución de la pandemia después de la recomendación de Francia a sus ciudadanos para que no viajen a territorio español ni portugués, asegurando que “la clave es no bajar la guardia y ser contundentes”.

Apenas han pasado dos semanas desde que las mascarillas, el toque de queda o los cierres perimetrales desaparecieron por completo en España. Pero parece que el efecto no ha sido muy positivo para la incidencia acumulada, la cual se ha disparado y ha hecho que algunas comunidades den un paso atrás.

La primera en pronunciarse fue la Comunidad Valenciana. Ximo Puig ha anunciado nuevas medidas que entran en vigor este viernes hasta el 25 de julio, entre las que están el cierre del ocio nocturno, y de los bares
restaurantes a las 00:30, un máximo de 10 personas en reuniones sociales e incluso ha pedido la vuelta del toque de queda. Castilla y León también ha adelantado la hora de cierre del ocio nocturno a las 2 de la madrugada, prohíbe el consumo en barra y el uso de la pista de baile y limita el aforo al 33%.