Una empresa de seguridad de Miami reclutó a los sicarios que mataron a Moïse

La compañía está dirigida por un venezolano emigrado llamado Antonio Enmanuel Intriago Valera, según Miami Herald

Un policía vigila afuera de donde el primer ministro de Haití, Claude Joseph, habla en una rueda de prensa
Un policía vigila afuera de donde el primer ministro de Haití, Claude Joseph, habla en una rueda de prensa FOTO: Orlando Barría EFE

Se estrecha el cerco contra los autores intelectuales del asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse. Una persona que entrevistó a los colombianos detenidos en Haití por el magnicidio le dijo al Miami Herald que los hombres afirmaron haber sido reclutados para trabajar en Haití por una firma oculta en Doral llamada CTU Security. Está dirigido por un emigrado venezolano, Antonio Enmanuel Intriago Valera.

Según cuenta el periódico de Florida, los sicarios fueron contratados para dar seguridad y se les pagaba unos 3.000 dólares al mes. Los dos haitianos con nacionalidad estadounidense, James Solages y Vincent Joseph, le dijeron a un juez que fueron contratados como traductores, pero no revelaron quién era su empleador. Solages trabajó como director de mantenimiento en un centro para personas mayores en Lantana hasta el pasado 12 de abril.

En otro acontecimiento relacionado con Florida, el director interino de la policía haitiana, Leon Charles, dijo en una entrevista que los sospechosos, incluidos los haitiano-estadounidenses, confirmaron que trabajaban para una empresa “con sede en Estados Unidos y Colombia. Trabajaron con los dos haitianos estadounidenses y un médico de alto perfil aquí “.

Este médico ha sido identificado como Christian Emmanuel Sanon. Su residencial habitual está en Florida desde hace 20 años y ahora está señalado como uno de los líderes detrás del plan del asesinato de Moïse, según ha señalado una fuente al diario ‘Miami Herald’. Antes de esta detención, la Policía haitiana ha publicado el listado completo con los 20 nombres de los sospechosos detenidos e identificados hasta el momento, incluidos dos ciudadanos hatiano-estadounidenses. Con Sanon, ya serían tres arrestados con esta nacionalidad. James Solages y Joseph Vincent son los otros dos estadounidenses de origen haitiano bajo custodia policial.

Estos dos últimos han dicho a las autoridades haitianas que su objetivo no era asesinar al presidente, sino cumplir una orden de arresto de 2019 contra él e instar a Sanon como presidente, según ha indicado ‘Miami Herald’.

La emisora colombiana W Radio presentó el viernes una entrevista con la esposa del hombre de seguridad capturado Francisco Uribe (investigado por ejecuciones extrajudiciales cuando era soldado colombiano), quien dijo que había sido contratado por CTU, pagó 2.700 dólares y proporcionó viajes a República Dominicana para trabajar como seguridad privada para familias poderosas.

La “hipótesis que todos estamos trabajando es que salió mal y se les acusa injustamente de algo que mi hermano no hizo”, dijo el sábado a la emisora W Radio Yenni Capador, hermana de otro colombiano, Duberney Capador Giraldo. “Vivía con su madre y sabemos que lo contrataron para trabajar con una empresa de seguridad”.

La CTU de Intriago está registrada formalmente como Unidad Contra el Terrorismo Federal Academy LLC, y fue incorporada en Florida en 2019 bajo su nombre, y ha presentado informes anuales en los dos años sucesivos.