¿Por qué los youtubers incomodan tanto al régimen castrista? Estos son los detenidos por denunciar la represión

La youtuber Dina Stars fue arrestada este martes en su casa mientras estaba en pleno directo en el programa ‘Todo es Mentira’ para denunciar la crisis que vive su país

La detención de Dina Stars es tan solo el último caso de la constante vigilancia y persecución a la que se enfrentan muchos youtubers e influencers en Cuba
La detención de Dina Stars es tan solo el último caso de la constante vigilancia y persecución a la que se enfrentan muchos youtubers e influencers en CubaLa Razón

El régimen castrista es ampliamente conocido por acosar a disidentes, periodistas y miembros de agrupaciones políticas de oposición en Cuba. Sin embargo, en los últimos tiempos el Gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel ha puesto sus ojos en un nuevo objetivo de persecución: los youtubers e influencers.

Un ejemplo lo encontramos este martes después que la youtuber cubana Dina Stars fuera detenida mientras se encontraba en pleno directo concediendo una entrevista en el programa ‘Todo es Mentira’ de Cuatro para denunciar la situación de crisis que vive su país. La joven pudo conectarse a internet para hacer la entrevista a pesar de que a raíz de las protestas en Cuba se ha cortado la conexión online en prácticamente todo el país.

Dina estaba explicando en directo cómo se está viviendo las protestas en la isla contra el Gobierno de Miguel Díaz-Canel cuando la policía cubana ha irrumpido en su casa y se la ha llevado detenida. “Hago responsable al gobierno de cualquier cosa que me pueda pasar. Me obligan a ir con ellos”. Con estas palabras la youtuber ha abandonado la conexión con el programa.

Este último incidente es tan solo el último caso de la constante vigilancia y persecución a la que se enfrentan muchos youtubers e influencers en Cuba. Otra situación muy recordada en la isla es la de Yander Serra, detenido y multado el pasado año con 3.000 pesos por infringir la Ley Azote, que censura la publicación de contenidos en internet y es señalada como inconstitucional por miembros de la sociedad civil independiente.

Indignado por la situación, Serra denunció en Facebook que fue víctima de dos horas de interrogatorio y amenazas por parte de la policía, y posteriormente fue multado por un video que publicó el pasado 4 de junio de 2020 bajo el titulo “Chivatos en Cuba, tipos y clasificación”. “Odian la verdad, odian que se sepa lo que pasa aquí dentro, odian que pensemos diferente; quieren callarnos, pero no lo lograrán”.

También el pasado 14 de octubre varios policías asaltaron las casas de otros cuatro youtubers que estaban a punto de participar en un foro en línea sobre la política cubana. Dos de ellos, Jancel Moreno y Maykel Castillo, fueron detenidos. A Iliana Hernández y otros activistas les interrumpieron el servicio de internet.

La youtuber Ruhama, también en el punto de mira

Otra influencer como Ruhama Fernández tuvo que huir y esconderse en un lugar seguro para poder participar en el debate por teléfono. En sus vídeos, que suelen ser críticos con el régimen castrista como otros youtubers arrestados como el “Gato de Cuba” y “Pedrito el Paketero”, la joven habla sobre temas de actualidad y entrevista a cubanos sobre su vida cotidiana o sus opiniones políticas.

Fernández le contó a Human Rights Watch que poco después de que comenzara a hacer vídeos, sus amistades empezaron a recibir citaciones de la policía. Las autoridades se presentaban en las casas de sus amigos o en los lugares donde trabajan sus padres. “Querían saber quién era yo, donde vivía y si tenía pareja”.

Su hermano también empezó a ser abordado por desconocidos en la calle; a veces eran policías y otras veces personas vestidas de civil. Siempre el mismo mensaje: “Dile a tu hermana que deje de hacer lo que hace o podría desaparecer”.

Ley Azote contra las “noticias falsas”

El pasado año, a raíz de la expansión de la Covid-19, el régimen cubano reactivó la Ley Azote a través del Decreto-Ley 370 con la finalidad exclusiva de coartar la libertad de prensa y de expresión en la isla. Según Serra, este decreto se aplica a quienes publiquen “noticias falsas”, según le explicaron al youtuber las autoridades.

Se trata de una normativa que se configura como otra estrategia represiva del partido comunista -único legal en el país- para atomizar a la sociedad civil, hostigar al periodismo independiente y criminalizar las voces disidentes.

Durante los últimos meses, numerosos periodistas independientes han sido blanco de amenazas, hostigamiento, multas, actos represivos e interrogatorios por parte de la policía del régimen castrista. Esto ha provocado que organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) haya colocado a Cuba en la llamada «zona negra» en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020, juntos a regímenes como China, Corea del Norte, Eritrea, Guinea Ecuatorial y Egipto.

Para RSF, la dictadura de la Isla «se estanca en las profundidades de la clasificación y sigue siendo el país peor clasificado de América Latina en cuestión de libertad de prensa».