Asesinato de Moïse: “Era una misión para salvar a Haití del infierno con apoyo de EEUU”

Crece el misterio en torno al magnicidio del presidente del país y quiénes son los autores intelectuales del crimen

Escoltas del ex senador haitiano Steven Benoit, uno de los llamados a declarar a la fiscalía de Puerto Príncipe
Escoltas del ex senador haitiano Steven Benoit, uno de los llamados a declarar a la fiscalía de Puerto PríncipeRICARDO ARDUENGOREUTERS

A medidas que avanza la investigación en torno al asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse más dudas e incertidumbres aparecen. La Policía del país caribeño ha publicado un listado con los nombres de los 20 sospechosos detenidos hasta el momento e investiga también a otros dos supuestos autores intelectuales del magnicidio. El único detenido como presunto inductor del crimen es un médico haitiano que vivía en Florida, Christian Emmanuel Sanon.

Según la Policía, Sanon contrató al comando de sicarios colombianos a través de una empresa de seguridad de capital venezolano y sede en Estados Unidos, con el cometido inicial de brindarle seguridad personal. Después, habrían presentado a los colombianos una orden de arresto contra el presidente Moise y se puso en marcha el plan del magnicidio, según la investigación haitiana.

En torno a Sanon l surgen voces que apuntan a que era un complot dirigido a “salvar Haití del infierno” con el apoyo de EEUU. Algunos de los detenidos habrían trabajado para la DEA, la agencia antinarcóticos de EEUU, y hasta el FBI. Esta es la lista de las piezas conocidas hasta ahora en el rompecabezas del magnicidio que ha conmovido a este país caribeño de apenas 11 millones de habitantes.

Christian Emmanuel Sanon

Médico haitiano-estadounidense cuya residencia oficial está en Florida desde hace 20 años, fue detenido el domingo como presunto autor del plan que asesinó al presidente Jovenel Moïse. Christian Emmanuel Sanon, de 62 años, ha vivido en Kansas City, Missouri y en Florida, donde se declaró en bancarrota en 2013. También se presentó a sí mismo como salvador del país en un vídeo de YouTube titulado “Liderazgo para Haití”, en el que denunció a los líderes del país como corruptos. Sin embargo, Sanon es desconocido en los círculos políticos haitianos, y sus socios sugieren que fue engañado por quienes realmente estaban detrás del asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Entró a Haití en un vuelo privado a principios de junio, acompañado de algunos colombianos, a los que contrató para asegurar su seguridad y proteger sus negocios. «La operación se montó a partir de ahí», aseguró el director general de la Policía Nacional haitiana, León Charles, quien informó que en el registro del domicilio de Sanon en Haití se encontró una gorra militar con las siglas de la DEA, 20 cajas de balas, partes de armas, cuatro placas de la República Dominicana, dos coches y correspondencia, entre otras cosas.

La agencia AP habló con un amigo de Sanon. Este amigo dijo que Sanon había sido abordado por personas que decían representar a los Departamentos de Estado y Justicia de Estados Unidos que querían ponerlo como presidente de Haití. El plan era solo que arrestaran a Moïse, y Sanon no habría participado si hubiera sabido que matarían a Moïse. “Se suponía que era una misión para salvar a Haití del infierno, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos”, dijo esta fuente que quiso mantener su nombre bajo el anonimato.

Antonio Enmanuel Intriago

De nacionalidad venezolana, dirige la empresa CTU Security, sospechosa de haber reclutado a los 21 colombianos, 18 capturados y tres muertos en tiroteos con la Policía haitiana, acusados como presuntos responsables del asesinato de Moïse. La Nueva Prensa, un portal colombiano, ha publicado que Antonio Enmanuel Intriago se vio con el hoy presidente Iván Duque en 2018, cuando éste era solo el candidato uribista, extremo que ha negado la presidencia de Colombia. CTU se presenta en internet como una compañía de venta de equipos de seguridad que también ofrece servicios de protección para personas y organizaciones desde empresas a colegios, de investigación privada y de entrenamiento de perros. Intriago Valera habría participado en una reunión en Florida con Sanon y una docena más de personas durante la cual se hizo una presentación para la reconstrucción de Haití, incluido su sistema de agua, la conversión de basura en energía y la reparación de carreteras.

James Solages y Joseph Vincent

Son los otros dos estadounidenses de origen haitiano bajo custodia policial. La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) ha confirmado a la CNN que al menos uno de los detenidos por las autoridades haitianas por el asesinato de Moïse trabajó como “fuente confidencial” de esta agencia. “Tras el asesinato del presidente Moise, el sospechoso se puso en contacto con sus contactos en la DEA. Un funcionario de la DEA asignado a Haití instó al sospechoso a que se entregara a las autoridades locales y, junto con un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos, proporcionó información al Gobierno haitiano que ayudó en la entrega y arresto del sospechoso y otro individuo”, ha especificado.

Asimismo, fuentes relacionadas con el caso han precisado que por el momento no ha quedado claro si los individuos que trabajaron como informantes para las fuerzas estadounidenses participaron en el ataque a sabiendas de la misión de asesinar a Moise. En este sentido, la DEA ha indicado también que está al tanto de las informaciones que relatan que en el asalto a Moise los individuos gritaron “DEA”, si bien ha aseverado que ninguno de los atacantes actuó en nombre de la agencia.

Dimitri Hérard

Jefe de seguridad general en el Palacio Nacional de Haití, voló a Colombia, Ecuador y Panamá en los meses previos al asesinato, y la policía colombiana está investigando si tuvo algún papel en el reclutamiento de los mercenarios. En Haití, los fiscales quieren interrogar a Hérard y saber qué tipo de reuniones o encuentros sostuvo en esos viajes regulares a Bogotá, todos realizados este año. Tras encontrar esos registros de viaje, las autoridades haitianas lo detuvieron y será interrogado hoy y mañana.

Germán Rivera García

Capitán retirado del Ejército colombiano que figura entre los detenidos por la Policía haitiana. Rivera, junto con Duberney Capador, abatido por la policía, tendrían contacto con el haitiano americano James Solages, quien se habría entregado a las autoridades policiales de Haití y quien, supuestamente, fue contratado como interprete.

Steven Benoît

Ex senador de Haití, este lunes acudió a declarar a la fiscalía de Puerto Príncipe por la muerte de Jovenel Moïse. Llegó a afirmar en medios locales que el mandatario fue asesinado por miembros del equipo de de seguridad del propio Moïse y que los mercenarios colombianos a los que se adjudica la acción fueron víctimas de una trampa para usarlos como chivos expiatorios. Benoît se preguntó en su declaración “dónde estaban los agentes responsables de la seguridad del presidente. No hubo intercambio de disparos. Ni siquiera tenían un agente de policía en la escena”, subrayó el abogado.

Marcelin Valentin y Waky Philostene

Son dos trabajadores judiciales a cargo de la investigación que han denunciado haber recibido numerosas amenazas. “Números de teléfono desconocidos los llaman, pidiéndoles que cambien ciertos nombres de personas en el acta de la investigación, mientras profieren amenazas de muerte”, se lee en un comunicado de la agrupación de funcionarios de Haití recogido por ‘Alterpresse’.