Así es Hamdam, el “Tinder islámico” con el que Irán quiere ayudar a los jóvenes a comprometerse

Creada por la baja tasa de natalidad, la plataforma tiene como objetivo promover “matrimonios duraderos y conscientes”

En caso de que haya un “match”, la misma aplicación pone a las familias en contacto, en presencia de consultores, para “evitar que se produzcan relaciones directas e inapropiadas". REUTERS
En caso de que haya un “match”, la misma aplicación pone a las familias en contacto, en presencia de consultores, para “evitar que se produzcan relaciones directas e inapropiadas". REUTERSAKHTAR SOOMROREUTERS

El nivel cultural de los países islámicos en cuanto a matrimonio suele ser relativamente bajo. Mientras países de otros continentes como España avanzan en esta materia, regiones que tienen esta religión suelen quedarse más estancadas. No obstante, parece que en Irán empiezan a hacer “la vista gorda” con esta materia.

Y es que el país asiático ha sacado Hamdam, el denominado “Tínder islámico”, la primera herramienta aprobada por la República Islámica que tiene como objeto ayudar a los jóvenes a “elegir un cónyuge” para “matrimonios duraderos y conscientes”.

La nueva herramienta digital garantiza el respeto a la ley y la tradición musulmana, monitoreando a los usuarios desde el momento en el que proceden a registrarse en la aplicación hasta que contraigan matrimonio. Eso sí, antes de poder crear la cuenta gratuita, los usuarios deben someterse a un “examen psicológico”, además de lo básico de rellenar datos personales.

En caso de que tenga lugar lo que en aplicaciones occidentales como Tinder se conoce como “match”, la misma aplicación pone a las familias en contacto, en presencia de consultores, para “evitar que se produzcan relaciones directas e inapropiadas entre jóvenes de distintos sexos”.

Por otro lado, plataformas extranjeras similares a esta como Tinder o Badoo siguen totalmente prohibidas, su uso se considerará ilegal y puede haber consecuencias de diversos tipos, según el coronal Ali-Mohammad Rajabi, jefe de la policía en Teherán.

Las autoridades iraníes llevan mucho tiempo alertando sobre el aumento de la edad de los cónyuges casaderos, así como la disminución de los nacimientos. Los desarrolladores de esta aplicación y los mandatarios creen que esta aplicación podría ayudar a revertir este problema. En marzo, ya fue aprobada por el Parlamento de Teherán una norma de “crecimiento de la población y apoyo familiar”, la cual ofrecía incentivos para matrimonios con más de dos hijos y limitaba el aborto, que solo es admitido por motivos terapéuticos.