Biden asegura que este es “solo el comienzo” de sus sanciones a Cuba

Estados Unidos castiga al ministro de las Fuerzas Armadas cubano y a los boinas negras por la represión de las protestas

El presidente estadounidense Joe Biden ofrece declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca, en Washington
El presidente estadounidense Joe Biden ofrece declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca, en WashingtonSARAH SILBIGER / POOLEFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que las sanciones impuestas este jueves por su Gobierno contra autoridades de Cuba son “solo el comienzo”, y que seguirá aplicando restricciones por la “opresión del pueblo cubano”.

Biden se pronunció así en un comunicado, poco después de que el Departamento del Tesoro de EEUU anunciara sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y contra una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras”.

“Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano”, subrayó Biden, quien condenó las “detenciones masivas y los juicios falsos que están condenando injustamente a prisión” a quienes se atreven a expresarse.

“Este es solo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba”, añadió.

Las sanciones parecieron marcar un endurecimiento de la posición hacia la isla de Biden, quien recordó una serie de medidas que su Administración está evaluando respecto a La Habana.

Entre ellas, mencionó que están trabajando con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado “para proporcionar al pueblo cubano un acceso a internet que evada los esfuerzos de censura” del Gobierno del país caribeño.

Además, apuntó que están revisando la política de remesas para “maximizar el apoyo al pueblo cubano” y aseguró que se han comprometido a reponer el personal en la embajada estadounidense en La Habana.

El Gobierno de Biden anunció nuevas sanciones contra un funcionario cubano y una entidad gubernamental que, según dice, estuvo involucrada en abusos contra los derechos humanos durante la represión del gobierno contra las protestas en la isla a principios de este mes.

Los sancionados

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro mencionó a Álvaro López Miera, un líder militar y político cubano, y a la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior, o Brigada Especial del Ministerio del Interior, entre los que enfrentarán las últimas sanciones. El Tesoro dijo en un comunicado que López Miera “ha jugado un papel integral en la represión de las protestas en curso en Cuba”.

El Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, encabezado por López Miera, y otros servicios de seguridad del gobierno cubano han atacado a manifestantes y detuvieron o desaparecieron a más de 100 manifestantes en un intento por reprimir estas protestas, según Hacienda.

Varios policías de una brigada especial se transportan en vehículo por una calle hoy, en La Habana
Varios policías de una brigada especial se transportan en vehículo por una calle hoy, en La HabanaErnesto MastrascusaEFE

La Brigada Especial del Ministerio del Interior ya fue sancionada en enero por la administración Trump, que apuntó a todo el ministerio y al ministro del Interior, Lázaro Alberto Álvarez Casas, bajo la Ley Global Magnitsky.

“Condeno inequívocamente las detenciones masivas y los juicios simulados que están condenando injustamente a prisión a quienes se atrevieron a hablar en un esfuerzo por intimidar y amenazar al pueblo cubano para que callara”, dijo el presidente Joe Biden en un comunicado. “El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica que todas las personas”.

La medida se produce después de que la Casa Blanca anunciara a principios de esta semana que Biden había ordenado a su administración que tomara varias medidas para aumentar la presión sobre el régimen comunista después de que miles de cubanos tomaran las calles de La Habana y otras ciudades de la isla a principios de este mes para protestar por la comida. escasez y precios altos durante la crisis del coronavirus.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro tenía la tarea de explorar la posibilidad de sancionar a los funcionarios cubanos que cometieron violaciones de derechos humanos contra manifestantes pacíficos en Cuba.

“El pueblo cubano está protestando por los derechos fundamentales y universales que merecen de su gobierno”, dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen. “El Tesoro continuará haciendo cumplir sus sanciones relacionadas con Cuba, incluidas las impuestas hoy, para apoyar al pueblo de Cuba en su búsqueda de la democracia y el alivio del régimen cubano”.

Biden también ha pedido al Departamento de Estado que lance un grupo de trabajo para revisar la política de remesas de Estados Unidos a fin de garantizar que el dinero que los cubanoamericanos envían a casa llegue directamente a las manos de sus familias sin que el régimen reciba un recorte. Biden también ordenó una revisión de la viabilidad de aumentar el personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

La Casa Blanca tiene la esperanza de que un aumento en la dotación de personal pueda ayudarla a facilitar la participación de la sociedad civil luego de una de las manifestaciones antigubernamentales más grandes de Cuba en la memoria reciente. “Dejamos en claro durante la última semana que abordar este momento era una prioridad para la administración y para el presidente Biden”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.