El asesinato a hachazos que ha sacudido Singapur

La ciudad-estado posee una de las tasas de homicidios más bajas: de un 0,16% por cada 100.000 habitantes

Ramos de flores frente a la fachada del instituto River Valley High de Singapur
Ramos de flores frente a la fachada del instituto River Valley High de SingapurWALLACE WOONEFE

Un violento crimen perpetrado en un colegio ha conmocionado a la sociedad de Singapur, que no está acostumbrada a los asesinatos y mucho menos a que el asesino sea un adolescente. La rica ciudad estado posee una de las tasas de homicidios más bajas del mundo. El martes, los diarios singapurenses llevaban a su portada esta matanza atroz que tuvo lugar el lunes en el baño de un instituto.

La Policía acudió por la mañana al instituto River Valley y allí atendieron a un joven, inmóvil, de 13 años, con múltiples heridas. No pudieron hacer nada por salvar su vida. El pequeño murió en los baños de este elitista instituto ubicado en Boon Lay Avenue. Los agentes encontraron lo que parece ser el arma homicida, un hacha ensangrentada.

El supuesto asesino, que ha sido detenido y ya ha pasado a disposición judicial, tiene tan sólo 16 años. Según las primeras investigaciones no conocía ni tenía ningún problema con el adolescente de 13. Sin embargo, eso no impidió que la emprendiera a hachazos contra él en los servicios de River Valley High School.

El martes tuvo lugar la primera audiencia judicial. El joven la siguió a través de una conexión por vídeo desde la prisión preventiva en la que se encuentra. Según los medios locales de Singapur, como «The Strait Times», el adolescente de 16 años no mostró ninguna emoción durante la vista. El sospechoso de asesinato parecía cansado y estaba muy desaliñado. Durante la audiencia, los padres del joven no estuvieron presentes. El joven será sometido a un examen psicológico antes de que comience su juicio formal en septiembre. Singapur cuenta con uno de los códigos penales más restrictivos del mundo, de ser declarado culpable, si fuera mayor de edad, sería sentenciado a la pena de muerte. Al tener 16 años, su pena quedaría en cadena perpetua.

El asesinato del joven de 13 años ha conmocionado a Singapur
El asesinato del joven de 13 años ha conmocionado a SingapurWALLACE WOONEFE

El martes, el instituto River Valley amaneció cerrado. En sus puertas, decenas de ramos y peluches para conmemorar la memoria del alumno asesinado en un crimen tan fortuito como innecesario. Los habitantes de Singapur no están nada habituados a los homicidios. Si en Venezuela la tasa oficial de asesinatos 2020 fue de 36,69% por cada 100.000 habitantes, la de Estados Unidos alcanzó los 4,96%, la de España, 0,62% y la de Singapur, apenas roza un bajísimo 0,16%.

En un mensaje compartido en redes sociales, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, indicó que, «como a todos nosotros» le sorprendió el «trágico incidente (del lunes) en River Valley High School». El primer ministro reconoce que «no podemos entender lo que sucedió. Las palabras nos fallan porque no logramos entenderlo». Asimismo, Loong señaló que «la Policía aún está investigando este caso para averiguar las motivaciones detrás de esta tragedia y si se podría haber hecho algo para evitarlo». El «premier» pidió que se esperase a que las autoridades completen su trabajo. «No empeoremos el trauma y el dolor de las familias afectadas con especulaciones y rumores», concluyó el mandatario.