La “viruela de los monos”, la nueva enfermedad infecciosa que ha hecho a Estados Unidos alertar a la población

Más de 200 personas están siendo buscadas como posibles portadoras de este virus

La enfermedad fue identificada en 1970, al ser contraída de un mono cautivo, y desde entonces se han producido brotes -esporádicos- en diez países africanos diferentes. IMAGEN DE ARCHIVO
La enfermedad fue identificada en 1970, al ser contraída de un mono cautivo, y desde entonces se han producido brotes -esporádicos- en diez países africanos diferentes. IMAGEN DE ARCHIVO

El mundo entero está inmerso en la pandemia del coronavirus, y ante la aparición de nuevas variantes, los países están acelerando su proceso de vacunación para “acabar” con el virus lo antes posible. Pero dice el dicho aquí en España que “nos vamos de Málaga y nos metemos en Malagón”. Y es que en Estados Unidos está apareciendo una nueva enfermedad que ha hecho a los funcionarios de Salud alertar al mundo antes de que se convierta en una nueva amenaza, hasta ahora conocida como “viruela de los monos”.

Las autoridades están buscando a más de 200 personas a través de 27 estados que habrían estado en contacto con un hombre originario de Texas y que viajó con la enfermedad de Nigeria a comienzos de julio. Este se encuentra ingresado en un hospital y su condición, a día de hoy, es estable.

Esta rara enfermedad viral procede de la misma familia que la viruela, pero es menos severa. Los síntomas incluyen una fiebre temprana, dolores de cabeza y espalda, hinchazones, músculos adoloridos y una sensación general de pesadez. También puede aparecer sarpullidos -generalmente en la cara, aunque se pueden extender a las manos y pies-. Uno de cada cien casos puede llegar a ser mortal.

Su origen fue vinculado a pequeños mamíferos que habían llegado importados al país. La enfermedad fue identificada en 1970, al ser contraída de un mono cautivo, y desde entonces se han producido brotes -esporádicos- en diez países africanos diferentes.

Desde 2003, no se registraba ningún caso de esta enfermedad en Estados Unidos. Aquel año, un brote causó decenas de casos, la primera vez que se registró este virus fuera de África, y no se registraron fallecidos. El mes pasado, tres casos de esta rara enfermedad fueron identificados en Reino Unido, que habían llegado desde Nigeria.