Hospitales y estaciones de metro inundados en Londres por las fuertes tormentas

Carreteras y estaciones de metro se han visto afectadas durante el fin de semana

A Un hombre pedalea en una calle de Londres donde el río Támesis se ha desbordado
A Un hombre pedalea en una calle de Londres donde el río Támesis se ha desbordadoTOBY MELVILLEREUTERS

Las fuertes lluvias que han azotado Londres este domingo han provocado inundaciones que han afectado, entre otros, a los hospitales de “Whipps Cross y Newham, situados en el este de la capital, los cuales han pedido a los pacientes que acudan a otros centros sanitarios de la ciudad. LAs lluvia torrenciales inundaron también carreteras y estaciones de metro en Londres.

La policía tuvo que cerrar una carretera en el suroeste de la capital donde tres autobuses de dos pisos estaban atrapados debajo de un puente de ferrocarril, según un periodista de Agence France-Presse. El conductor dijo que los pasajeros tuvieron que bajarse después de que su autobús comenzó a llenarse de agua.

Estas lluvias torrenciales están provocando graves inundaciones en viviendas, por lo que la brigada de Bomberos de Londres ha anunciado que ha recibido cerca de 300 llamadas relacionadas con estos incidentes, informa la cadena BBC. “Aún estamos aquí si nos necesitas, pero para ayudarnos mientras arreglamos las cosas, si es posible, acuda a otro Hospital vecino”, ha publicado en redes sociales la administración del hospital Newham.

Por su parte, el hospital Whipps Cross ha emitido también un llamamiento similar, en el que asegura que está experimentando “problemas operativos debido a las fuertes lluvias”. En este contexto, la Agencia de Medio Ambiente ha emitido dos advertencias a lo largo del día para áreas de Londres. Los avisos por inundación más graves se están dando en puntos de Suffolk, Essez e Isla de Wight.

Además, se han emitido otras 19 alertas menos graves que cubren la mayor parte de Londres y partes de los condados circundantes. Según el meteorólogo de la Oficina Meteorológica, Steven Keate, las tormentas estaban siendo causadas por una convergencia de corrientes de aire a medida que el calor en la superficie de la Tierra de la reciente ola de calor se elevó para encontrarse con aire más frío en la atmósfera, informa The Guardian.