La última barbaridad de Ortega: acusa a dos opositoras de «traición a la patria»

En la lista de detenidos a manos del régimen nicaragüense hay desde héroes de la revolución sandinista y antiguos compañeros de Ortega hasta estudiantes, opositores conservadores o periodistas

La opositora María Asunción Moreno y la activista Daysi George, en imágenes de archivo
La opositora María Asunción Moreno y la activista Daysi George, en imágenes de archivoAgenciasLa Razón

Nicaragua vive un sinfín de detenciones a candidatos y figuras relevantes de la oposición al presidente Daniel Ortega. A tan solo cuatro meses de las elecciones presidenciales, siete precandidatos fueron detenidos ya y otros dos han marchado al exilio. A esto hay que sumar el arresto de varias figuras relevantes de la oposición, líderes estudiantiles y hasta exguerrilleros sandinistas críticos con el Gobierno.

El poder absoluto ejercido por Ortega, quien está cerca de cumplir 76 años, es visto cada vez con peores ojos tanto desde dentro de Nicaragua como desde el extranjero. Hace un mes, el presidente sandinista acusó a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y los tildó de «criminales».

La última candidata en confirmar su exilio fue María Asunción Moreno debido al «acoso, la persecución y la amenaza de mi encarcelamiento por parte de la dictadura». La amenaza para la opositora por parte del régimen de Ortega era más que real desde que el Ministerio Público solicitara a la autoridad su «conducción forzosa», un término judicial que hace alusión a su inmediata detención.

A través de Twitter, la abogada constitucionalista aseguró que espera «aportar más a la causa desde el exilio que aislada e incomunicada», aludiendo a la situación que sufren otros presos políticos en Nicaragua. Ella decidió tomar este paso después de que en la noche del sábado su casa fuera asaltada por agentes de seguridad del Gobierno de Ortega con «extrema violencia», según relató. Durante la inspección varios de sus familiares fueron atacados y la policía no presentó ningún tipo de orden judicial.

La excusa aludida por los oficiales para llevar a cabo la conducción forzosa fue la no comparecencia a los requerimientos de la Fiscalía. Al igual que ella, también se anunció la «conducción forzosa» contra la opositora Daysi George West, perteneciente al partido Alianza Cívica, quien denunció también el allanamiento policial en su casa y la desaparición de su hijo: «No se donde está mi hijo, tampoco se cuantas destrucciones han hecho (en la casa)», señaló.

George es fuerte crítica de los sandinistas, a los que acusa de implementar una política de «saqueo, confiscación, violación de la Constitución, violación de los derechos humanos, abusos con impuestos, pobreza y censura», así como de «odio y venganza» contra los opositores.

Y es que en la lista de los detenidos a manos de la dictadura de Ortega hay desde héroes de la revolución sandinista y antiguos compañeros del presidente nicaragüense hasta estudiantes, opositores conservadores o periodistas. Lo que está claro es que Ortega pretende lograr la reelección por cinco años más y ahora mismo está prácticamente solo en la carrera presidencial.