España se queda fuera de la lista de 21 países que condena la represión en Cuba

Se trata de una iniciativa liderada por Estados Unidos que condena los “arrestos y detenciones masivas” de manifestantes durante las protestas a favor de la democracia en la isla

Marcha convocada este domingo en Madrid en defensa de los derechos humanos en Cuba que ha discurrido entre la plaza de Cibeles y la plaza de Callao
Marcha convocada este domingo en Madrid en defensa de los derechos humanos en Cuba que ha discurrido entre la plaza de Cibeles y la plaza de CallaoVíctor LerenaEFE

España se ha ha quedado fuera de una iniciativa liderada por Estados Unidos que condena los “arrestos y detenciones masivas” de manifestantes durante las protestas a favor de la democracia en Cuba y exige el respeto de los derechos humanos en la isla.

Se trata de una declaración conjunta en la que no figuran aliados cercanos de Washington como Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania y Japón, a pesar del entusiasmo que han mostrado por trabajar estrechamente con el presidente Joe Biden tras las turbulencias de su predecesor Donald Trump.

El comunicado -firmado por los ministros de relaciones exteriores de Austria, Brasil, Colombia, Corea del Sur, Croacia, República Checa, Chipre, Ecuador, Estados Unidos, Estonia, Grecia, Guatemala, Honduras, Israel, Letonia, Lituania, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia y Ucrania- recuerda que el pasado 11 de julio “decenas de miles de ciudadanos cubanos participaron en manifestaciones en todo el país en protesta contra el deterioro de las condiciones de vida y en demanda de cambios”, y denuncia que ante esas demostraciones “el Gobierno respondió con violencia”.

Los citados países subrayaron, además, que los manifestantes “ejercieron las libertades fundamentales de expresión y asamblea consagradas en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana de Derechos Humanos, la Cata Democrática Interamericana y la Convención Europea de Derechos Humanos”.

Por eso exhortaron al gobierno de Cuba a que respete “los derechos y libertades del pueblo cubano, garantizados por la ley, sin temor de arresto o detención”. “Instamos al gobierno cubano a que libere a los detenidos por el ejercicio de sus derechos a la protesta pacífica”, agregó la declaración. “Pedimos libertad de prensa y el restablecimiento pleno del acceso a internet”.

AMLO pide a Biden que se pronuncie por el embargo

La Administración Biden impuso la semana pasada sanciones al ministro cubano de Defensa. Y es que desde la Casa Blanca aseguran estar buscando formas de restablecer el acceso a Internet y de permitir que los cubano-estadounidenses envíen dinero sin que el gobierno se quede una parte.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, instó este lunes a su homólogo estadounidense a tomar una decisión respecto al embargo a Cuba. “Pienso que el presidente Biden debe tomar una decisión al respecto. Es un llamado respetuoso, desde ningún punto de vista injerencista, pero hay que separar lo político de lo humanitario, la vida es lo más importante, es lo principal de los derechos humanos”, señaló el mandatario mexicano en su habitual conferencia matutina.

AMLO señaló que no es posible que en estos tiempos se quiera castigar a un país independiente con un bloqueo, por lo que pidió a Joe Biden tome ya una decisión al respecto. Sugirió que se permita que las familias cubanas puedan recibir remesas de quienes trabajan en Estados Unidos o cualquier otra parte del mundo.

“Podrían hacerse muchas cosas, solo sugiero una, con todo respeto para todas las naciones, que se permita que puedan recibir, las familias de Cuba, remesas de quienes viven y trabajan en Estados Unidos o en cualquier otro país del mundo”, dijo.

Y destacó que México recibe apoyo de los migrantes que mandan 4.000 millones de dólares al mes. Recordó que la situación de salud que vive actualmente la isla es “difícil y no debería haber bloqueos”. También aprovechó para decir que su Gobierno tomó la decisión por solidaridad, ante la situación de Cuba, de ayudar y ser solidarios, por lo que enviará a Cuba dos embarcaciones de la Armada de México con oxígeno, medicinas y alimentos.

Las mayores protestas en más de seis décadas se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad, lo que empujó a los cubanos a salir a las calles para criticar a su gobierno. Las autoridades cubanas insisten en culpar a EEUU tanto de las manifestaciones como de la extrema escasez que sufre el país.