Castillo toma posesión como presidente de Perú: “Juro por un país sin corrupción y una nueva Constitución”

El profesor izquierdista juró el cargo vestido con su tradicional sombrero de paja. Se desconoce aún quiénes formarán parte de su gabinete

El presidente de Perú, Pedro Castillo, acompañado de su familia llega al Palacio de Gobierno para la ceremonia de investidura en Lima
El presidente de Perú, Pedro Castillo, acompañado de su familia llega al Palacio de Gobierno para la ceremonia de investidura en LimaPaolo AguilarEFE

“Juro por Dios, por mi familia, por los campesinos, por los pueblos originarios, por los ronderos (agricultores de Cajamarca famosos por masticar hojas de lima y coca), pescadores, profesionales, niños, adolescentes… que ejerceré el cargo de presidente de la República en el periodo 2021-2026. Juro por los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución”. La jefa del Congreso y miembro de la oposición, María del Carmen Alva, ha colocado a Castillo la banda presidencial roja y blanca justo después de estas palabras y en el Bicentenario de la Independencia de Perú de la Corona española.

El maestro rural de 51 años, Pedro Castillo, ha sido investido nuevo presidente de Perú en una ceremonia celebrada este miércoles en Lima que ha contado con la presencia del Rey Felipe VI y los presidentes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia. Castillo ha destacado su promesa de aprobar “una nueva Constitución”. Castillo, vestido con traje andino negro y su clásico sombrero blanco de copa, ha aclarado que no expropiará viviendas privadas: “Lamentablemente durante la campaña electoral se ha tratado de asustar a la población con el cuento que queríamos expropiar las casas y fábricas. Es totalmente falso”.

Castillo se ha convertido en el quinto presidente de Perú en menos de cinco años. La crisis política surgida de las intensas protestas en noviembre derivó en el nombramiento de tres presidentes en una semana. Perú abre la puerta a la estabilidad tras ser desestimadas más de 250 apelaciones de “fraude electoral” presentada por la candidata derrotada en la segunda vuelta del 6 de junio, Keiko Fujimori, por falta de pruebas. Sin embargo, Castillo afronta tensiones internas que le dificultan la formación de su gobierno. El maestro rural deberá equilibrar sus alianzas entre el ala más radical de su formación progresista, Perú Libre, y los partidos que le apoyaron en la segunda vuelta contra Fujimori como Nueva Perú de Verónika Mendoza, candidata presidencial en primera vuelta, y Juntos por el Perú. Castillo mantiene el misterio en torno a su gabinete tras ser proclamado el 19 de julio presidente electo por el Jurado Nacional de Elecciones 43 días después de la votación.

La primera gran decisión del presidente Castillo será quién le acompaña en su Gobierno. El líder sindical originario de Cajamarca deberá decidir su jefe de gabinete y sus ministros claves durante los primeros días de su mandato. El ala dura de izquierda de Perú Libre, encabezada por el fundador del partido Vladimir Cerrón, ha presionado para obtener puestos importantes en el próximo ejecutivo. El diario limeño La República señala que Cerrón ha logrado imponer a Roger Nájar como presidente del Consejo de Ministros. No hay confirmación oficial. Nájar es considerado una figura intermedia entre Castillo y Cerrón. Nájar se ha mostrado prudente: “El partido es lo que ha propuesto, pero el presidente tiene otras opciones también. Va a depender del presidente”.

Al otro lado, el acercamiento de Castillo a Nueva Perú y Juntos por el Perú puede mejorar su imagen entre la oposición y alejar la teoría de fraude electoral. Fujimori aceptó los resultados “porque así lo manda la ley” pero insistiendo en que “Perú Libre robó la elección”. Castillo ha destacado que es el primer campesino en asumir la Presidencia de Perú y ha recordado a las comunidades nativas: “Saludo a mis hermanos de los pueblos originarios”. Castillo ha criticado duramente la conquista de la Corona española en 1532 ante el rey Felipe VI: “Durante cuatro milenios y medio nuestros antepasados encontraron maneras de resolver sus problemas y convivir con la tierra. Fue así hasta que llegaron los hombres de Castilla (España)”.