La Policía francesa dispersa una nueva protesta en París contra el “pasaporte covid”

Miles de personas protestan en Francia contra el certificado sanitario. Ya hay tres agentes heridos

Thumbnail

La Policía francesa ha empleado este sábado cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar una nueva concentración multitudinaria en París, por segunda semana consecutiva, contra los planes para introducir un certificado nacional de vacunación en el país.

La marcha ha sido en su mayor parte pacífica hasta que unas decenas de concentrados se han atrincherado en la Plaza de la Bastilla.

Al menos tres policías han resultado heridos en las manifestaciones de París, según fuentes de la Prefectura de Policía a BFM-TV. De momento se desconoce el número de detenidos.

También hubo manifestantes en otras ciudades como Marsella, Lyon, Montpelier, Nantes y Toulouse, gritando “¡Libertad!” y “¡No al pase de salud!”.

Un manifestante con una camiseta en la que se puede leer: "Macronavirus", ayer, en París FOTO: SARAH MEYSSONNIER REUTERS

En Montpellier, la manifestación reunió a 8.500 personas, según la prefectura, una cifra que ha aumentado considerablemente en comparación con las 5.500 de hace una semana. Además, 4.800 personas se dieron cita en Marsella y más de 1.200 personas marcharon en dos procesiones en Lyon. En Limoges, 3.000 personas marcharon en paz, según France 3 Limousin.

“Estamos creando una sociedad segregada y creo que es increíble hacer esto en el país de los derechos humanos”, explicó a la agencia Reuters Anne, una maestra que se manifestaba en París. Ella se negó a dar su apellido.

“Así que salí a las calles; nunca antes había protestado en mi vida. Creo que nuestra libertad está en peligro”.

A los visitantes que van a museos, cines o piscinas ya se les niega la entrada si no pueden presentar el pase sanitario que demuestre que han sido vacunados contra la COVID-19 o que han tenido una prueba negativa reciente.

El Parlamento aprobó una nueva ley esta semana que hará que las vacunas sean obligatorias para los trabajadores de la salud y extenderá el requisito del pase de salud a bares, restaurantes, ferias comerciales, trenes y hospitales.

La Policía estimó que unas 13.500 personas se manifestaron en las calles de París, indicó otro portavoz de la Policía.

Cerca de 3.000 agentes se desplegaron en la capital, y los agentes antidisturbios se esforzaron por mantener a los manifestantes en las rutas autorizadas.

Las autoridades intentaron evitar que se repitieran los hechos la semana pasada, cuando estallaron los choques entre la Policía y los manifestantes en los Campos Elíseos.