México demanda a Estados Unidos por tráfico ilegal de armas a los narcotraficantes

Alega que varias unidades sabían que sus prácticas comerciales habían fomentado las prácticas imprudentes hacia el país

La demanda cita las armas que entraron a México utilizadas en tiroteos notorios
La demanda cita las armas que entraron a México utilizadas en tiroteos notorios FOTO: LUIS CORTES REUTERS

México demandó a varios fabricantes de armas en un tribunal federal de Estados Unidos, acusándolos de prácticas comerciales imprudentes que suministraron lo que llamó un “torrente” de armas ilegales a los violentos cárteles de la droga mexicanos, lo que provocó miles de muertes.

La demanda alega que las unidades de Smith & Wesson, Barrett Firearms, Colt’s Manufacturing Company, Glock Inc, Sturm, Ruger & Co y otras sabían que sus prácticas comerciales habían fomentado el tráfico ilegal de armas hacia México.

La demanda cita las armas que entraron a México utilizadas en tiroteos notorios, señalando que la pistola “Emiliano Zapata 1911” calibre 38 de Colt está grabada con la imagen del revolucionario mexicano, y es un símbolo de estatus codiciado por los cárteles de la droga.

“¿Cuál es el objetivo? Que las empresas en cuestión compensen al gobierno de México por los daños causados por sus prácticas negligentes”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en una conferencia de prensa sobre la demanda presentada en la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Massachusetts.

La demanda es uno de los pasos más audaces que ha dado México para presionar a la industria armamentística estadounidense, a la que los líderes mexicanos han culpado durante años de alimentar la violencia de las bandas.

Las empresas deben poner fin inmediatamente a sus prácticas perjudiciales, dijo Ebrard, señalando que el tribunal decidirá qué daños deben pagarse. Habló después de que funcionarios mexicanos dijeran a los periodistas que la demanda pretendía un importe estimado de 10.000 millones de dólares.

Las empresas no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. La National Shooting Sports Foundation Inc. (NSSF) dijo que rechazaba las afirmaciones de México de que los fabricantes estadounidenses fueron negligentes en sus prácticas comerciales. “El gobierno mexicano es responsable del crimen y la corrupción desenfrenados dentro de sus propias fronteras”, dijo Lawrence G. Keane, vicepresidente de la NSSF, en un comunicado. Dijo que los cárteles utilizan armas llevadas ilegalmente a México o robadas al ejército y a las fuerzas del orden mexicanas.

México acusó a las empresas de ayudar a burlar sus estrictas leyes sobre armas al comercializarlas con el hampa del país, y de este modo “facilitar activamente el tráfico ilegal de sus armas a los cárteles de la droga”. Las autoridades mexicanas dijeron que habían pasado dos años analizando los precedentes legales sobre la negligencia de los fabricantes de armas estadounidenses.

Señalaron casos como la reciente oferta de RemingtonArms Co de pagar cerca de 33 millones de dólares a las familias para resolver las demandas que afirman que su comercialización de armas de fuego contribuyó a la masacre de la escuela de 2012 Sandy Hook en Connecticut, donde murieron 26 personas.

Las reclamaciones de comercialización inadecuada se han utilizado en otras demandas como una excepción a la ley estadounidense que proporciona inmunidad legal a la industria de las armas. La demanda de México dice que más de 500.000 armas son traficadas anualmente desde Estados Unidos a México, de las cuales más del 68%, o más de 340.000, son fabricadas por las empresas en cuestión.

México ha sufrido tasas de homicidio récord en los últimos años. Las armas traficadas a México fueron responsables de al menos 17.000 asesinatos sólo durante 2019, dijo un funcionario mexicano.Otro funcionario estimó el daño a la economía causado por la violencia en alrededor del 1,7% del producto interno bruto (PIB). Funcionarios mexicanos dijeron que esperaban que el caso tardara en resolverse, pero que confiaban en el éxito, señalando que fue presentado en Estados Unidos para garantizar la imparcialidad.

Un funcionario mexicano dijo que la demanda se presentó en Massachusetts porque algunas de las empresas tenían su sede allí.

El funcionario también dijo que varios jueces en el estado fueron nombrados bajo la administración del ex presidente Barack Obama, quien buscó endurecer las leyes de armas. Funcionarios mexicanos dijeron que la demanda no estaba dirigida al gobierno de Estados Unidos, y Ebrard dijo que creía que el gobierno de Biden estaba dispuesto a trabajar con México para frenar el tráfico de armas. Ebrard, considerado uno de los principales aspirantes a las elecciones presidenciales de México en 2024, ha planteado en repetidas ocasiones su preocupación por el tráfico de armas en Estados Unidos y la falta de controles de armas.

El anuncio de la demanda se produjo un día después de que Ebrard viajara a El Paso, Texas, para conmemorar el segundo aniversario de la matanza de 22 personas en un Walmart, donde el tirador fue acusado de apuntar deliberadamente a los mexicanos. REUTERS