López Obrador confirma que las negociaciones de Venezuela serán en México

Maduro destacaba que estaba dispuesto a negociar con la oposición, pero insistió en que la agenda debe incluir el levantamiento de las sanciones de EE UU

El Gobierno mexicano ha "aceptado" dado que busca "que haya diálogo y acuerdos" entre las partes en Venezuela
El Gobierno mexicano ha "aceptado" dado que busca "que haya diálogo y acuerdos" entre las partes en VenezuelaFernando LlanoAP

El 13 de agosto el chavismo y la oposición venezolana se verán las caras directamente. Será en la primera jornada de encuentro presencial de las negociaciones entre ambos sectores, que se desarrollará en Ciudad de México. Así fue confirmado por fuentes cercanas a la delegación opositora a LA RAZÓN, apuntando que lo planteado es que sean ente uno y tres días de conversaciones.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo la mañana del jueves que su país albergará las conversaciones, tras aceptar la solicitud que hiciera Noruega al país latinoamericano en pro de solventar la crisis venezolana. “Me acaba de informar el secretario de Relaciones Exteriores (Marcelo Ebrad) que, a propuesta de Noruega, se propone que México sea sede para llevar a cabo estas negociaciones. Y nosotros aceptamos porque lo que buscamos es que haya diálogos y acuerdos entre las partes. Ojalá y se logre un acuerdo”, comentó López Obrador.

La cita del 13 de agosto servirá para firmar un “memorándum de entendimiento” que establezca el marco de las conversaciones del diálogo que se desarrollará posteriormente también en México. El documento, resultado del proceso “pendular” vivido en Caracas y para el cual ha estado trabajando la delegación noruega instalada en el país suramericano, será suscrito por Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional instaurada por el chavismo, por parte de Nicolás Maduro, y por Gerardo Blyde, un ex alcalde convertido en el delegado de la oposición mayoritaria que encabeza Juan Guaidó.

En ambos casos, se trata de comisiones conformadas por más personas. El gobernador Héctor Rodríguez, una figura joven del oficialismo y quien ha sido calificado como uno de los “delfines” de Maduro, estará del lado gubernamental; mientras que representantes de los cuatro partidos más fuertes de la oposición participarán completando la delegación.

Luego de esa firma, se espera que sea en septiembre que ambas delegaciones empiecen formalmente las negociaciones con “una agenda clara” y objetivos específicos.

Las conversaciones en México serán mediadas por Noruega, con la participación de enviados de Francia y Rusia como invitados a observar el proceso. Argentina y Países Bajos también habrían sido invitados, pero este periódico no pudo confirmar que su asistencia esté garantizada.

Dentro de los acuerdos, que pueden darse de forma gradual, están las condiciones para garantizar la participación opositora en las elecciones regionales y municipales previstas para el 21 de noviembre.

Dicha participación de la oposición mayoritaria en los próximos comicios es vista dentro de la Administración de Nicolás Maduro como una señal directa a Estados Unidos, con el objetivo de que se alivien las sanciones económicas. De allí que el Consejo Nacional Electoral haya habilitado la tarjeta electoral unitaria de la oposición y haya girado invitaciones a la Unión Europea para que participe como observadora de los comicios.