Europa

Test PCR en la pista de baile para mantener a raya el virus en Berlín

Las discotecas y clubes de la capital alemana reabren este fin de semana tras permanecer un año y medio cerradas por la pandemia

La Puerta de Brandemburgo, el monumento más emblemático de Berlín
La Puerta de Brandemburgo, el monumento más emblemático de Berlín FOTO: María Alonso Martos EFE

Algo que echan de menos miles de alemanes es bailar sin mascarilla y sin distanciamiento. Mientras Alemania se prepara para el otoño con el posible aumento de las infecciones en los interiores y se debaten a fondo los derechos para las personas vacunadas, la cultura sigue reclamando condiciones de apertura seguras. Este fin de semana, por fin le tocará a las discotecas y clubes de la capital, una de sus atracciones para autóctonos y turistas que permanecen cerrados desde marzo de 2020.

Hoy comenzará un experimento en algunos clubes nocturnos en conjunto con el hospital universitario Charité. A los participantes se les realizará una prueba PCR gratuita hoy y otra el domingo, también en el caso de que la persona haya padecido covid-19 o esté vacunada. El resultado estará listo en unas tres horas. Además, solo se aceptarán las pruebas realizadas en el lugar por el laboratorio responsable. Las entradas cuestan 15 euros y los 2.000 asistentes planeados deberán depositar 10 euros más que se les devolverán el domingo. La compra de la entrada supone la aceptación a tomar parte en el estudio científico, por lo que tendrán que proporcionar datos personales para la identificación.

El Senado de Berlín y el centro de investigación quieren determinar la seguridad de eventos de este tipo. Los locales seleccionados son: Crack Bellmer, Festsaal Kreuzberg, Kitkat-Club, Metropol, Salon zur Wilden Renate y SO36, que han instalado sistemas de ventilación especiales. Las personas que tomen parte del experimento podrán moverse libremente durante todo el fin de semana en estos seis locales. Las entradas ya se han agotado.

En caso de resultar positiva la PCR, la persona tendrá que someterse a la cuarentena obligatoria y el precio del «ticket» le será reembolsado. Los elegidos son residentes en Berlín, ya que la organización no quiere que vengan de otras ciudades para evitar la transmisión a otros lugares.

La presidenta de la Comisión de Clubs berlineses, Pamela Schobeß, expicaba la semana anterior a la televisión pública local que estos establecimientos necesitan «con urgencia un plan y una solución». Asimismo, aseguró que el sistema actual, que en Alemania liga la incidencia con la apertura o cierre de establecimientos y áreas de la vida pública, no les permite poder planificar, por lo que una estrategia basada en estos test PCR podría suponer una alternativa. Otras pruebas en eventos realizadas con test de antígenos han sido hasta ahora inseguras.

El estudio será coordinado por los profesores Frank Heppner, del Instituto de Neuropatología, Roland Eils del Instituto Berlinés para Investigación en Salud y por Christof von Kalle, director del Centro de Estudios Clínicos del Instituto de la Salud del Hospital Universitario Charité.

El portavoz del Senado para la Cultura y para Europa del Ayuntamiento de Berlín, Daniel Bartsch, escribe en un comunicado que se trata de ver «si es así y en qué condiciones serán posibles eventos de baile nocturnos en los clubes en condiciones pandémicas». Recuerda que en marzo ya se inició un proyecto similar en la ópera y en otras actividades culturales.

El senador de Cultura, Klaus Lederer, recordó que la prioridad actual es la vacunación del mayor número posible de personas y que, de ese modo, podrá haber una cultura segura. Agradeció al Hospital Charité la posibilidad «de ofrecer un marco en el que podamos discernir lo que será posible en el futuro».