Biden ofrece asilo temporal a los hongkoneses...

...Y China rechaza la oferta del presidente estadounidense: “Calumnia y desprestigia la ley de seguridad nacional de Hong Kong”

Una concurrida calle del centro de Hong Kong
Una concurrida calle del centro de Hong Kong FOTO: JEROME FAVRE EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China atacó el viernes la oferta estadounidense de asilo temporal para ciudadanos de Hong Kong como un “intento vano de estigmatizar” a la ciudad semiautónoma del sur y al Gobierno central de China.

La declaración de la oficina del ministerio en Hong Kong se produjo horas después de que el presidente Joe Biden hiciera pública la oferta en respuesta a las crecientes medidas de Pekín para reforzar su control y aplastar a la oposición prodemocrática.

Biden firmó un memorando que permite a los hongkoneses que residen actualmente en Estados Unidos vivir y trabajar en el país durante 18 meses, en respuesta directa a la nueva y radical ley de seguridad nacional de Hong Kong y a otras medidas que socavan los derechos prometidos cuando la antigua colonia británica fue devuelta a China en 1997. También se produce en un momento en el que China y Estados Unidos están enfrentados en una serie de cuestiones de política exterior y comercial.

El Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que la medida de Biden “calumniaba y desprestigiaba la ley de seguridad nacional de Hong Kong, intervenía abiertamente en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos de China, y pisoteaba descaradamente el derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales”.

Estados Unidos estaba ``tejiendo mentiras y calumniando las leyes de seguridad nacional de Hong Kong, embelleciendo descaradamente el caos antichino en Hong Kong, y ofreciendo presuntuosamente el llamado ``refugio’', dijo el ministerio. ``Es un vano intento de estigmatizar a Hong Kong, de estigmatizar a China, y de no detenerse ante nada para socavar a Hong Kong mediante acciones mezquinas’'.

El pueblo de Hong Kong y China responderá a esta “manipulación política despiadada”, que está “condenada al fracaso”, dice la declaración, atribuida a un portavoz no identificado y publicada en el sitio web de la oficina.

La oferta de refugio es la última de una serie de medidas adoptadas por la Administración en respuesta a la represión de Pekín, incluida la suspensión de un tratado de extradición con el territorio y otro trato especial que no se da al resto de China, junto con la imposición de prohibiciones de visado a funcionarios de Hong Kong y China y el corte de su acceso al sistema financiero estadounidense.

“Dados los arrestos y juicios por motivos políticos, el silenciamiento de los medios de comunicación y la disminución del espacio para las elecciones y la oposición democrática, seguiremos tomando medidas en apoyo de la gente en Hong Kong’', dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

China impuso la ley de seguridad nacional en Hong Kong en respuesta a meses de protestas callejeras a favor de la democracia en 2019. La Policía ha detenido al menos a 100 políticos, activistas y manifestantes de la oposición, ha impuesto severos límites a la expresión política, ha reorganizado la legislatura local para garantizar una mayoría abrumadora a favor de Pekín y ha exigido que cualquier persona que tenga un cargo público demuestre su lealtad a China.

Los activistas prodemocráticos en el exilio suplicaron el mes pasado al Congreso que aprobara una legislación que proporcionara tanto refugio temporal como estatus de refugiado permanente en Estados Unidos, después de que la Policía de Hong Kong confirmara que tenía una lista de más de 50 personas que serían detenidas si intentaban salir.

Hay varios miles de personas de Hong Kong en Estados Unidos que podrían quedarse y evitar ser deportadas bajo lo que se conoce formalmente como salida forzosa diferida, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Psaki no descartó la posibilidad de ampliar el refugio más allá de 18 meses en función de la evolución de la situación en Hong Kong.