Los talibanes vuelan la estatua del líder de una milicia chií que luchó contra ellos en la guerra civil

La escultura representaba a Abul Ali Mazari, de la minoría étnica hazara asesinado por los integristas suníes en 1996 cuando tomaron el poder por primera vez

Soldados talibanes patrullan las calles de Kabul, muchos portan armas norteamericanas
Soldados talibanes patrullan las calles de Kabul, muchos portan armas norteamericanas FOTO: Rahmat Gul AP

Los talibanes volaron la estatua de un líder de la milicia chiíta que luchó contra ellos durante la guerra civil de Afganistán en la década de 1990, según fotos que circularon en las redes sociales el miércoles. La estatua representaba a Abdul Ali Mazari, un líder de la milicia asesinado por los talibanes en 1996, cuando los militantes islámicos tomaron el poder de los caudillos rivales.

Mazari era un campeón de la minoría étnica hazara de Afganistán, chiíes que fueron perseguidos bajo el anterior gobierno de los talibanes suníes. La estatua se encontraba en la provincia central de Bamyan, donde los talibanes en 2001 volaron dos enormes estatuas de Buda de 1.500 años de antigüedad talladas en una montaña, poco antes de la invasión liderada por Estados Unidos que los expulsó del poder.

Los talibanes afirmaron que los Budas violaron la prohibición de idolatría del Islam. Los talibanes regresaron al poder el pasado domingo después de capturar gran parte del país en cuestión de días. El ascenso de los integristas se produjo a tres semanas de que Estados Unidos completase su retirada definitiva de tropas. Los talibanes han prometido una nueva era de paz y seguridad, diciendo que perdonarán a quienes lucharon contra ellos y otorgarán a las mujeres plenos derechos, eso sí, bajo la ley islámica. Pero muchos afganos son profundamente escépticos, especialmente aquellos que recuerdan su Gobierno anterior, cuando impuso una interpretación dura de la ley islámica. La voladura de la estatua de la milicia rival tampoco ayuda a disipar los temores de una venganza de los talibanes contra las distintas etnias y corrientes religiosas.

Los 53 metros de una de las milenarias estatuas de Buda levantadas en Bamyan que fueron derribadas por los talibanes en 2001
Los 53 metros de una de las milenarias estatuas de Buda levantadas en Bamyan que fueron derribadas por los talibanes en 2001 FOTO: ZAHEERUDDIN ABDULLAH AP

En ese momento, las mujeres estaban confinadas en gran medida a sus hogares, la televisión y la música estaban prohibidas y los presuntos delincuentes eran azotados, mutilados o ejecutados en público. El grupo integrista también dio cobijo a Osama Bin Laden y Al-Qaida en los años previos a los ataques del 11 de septiembre de 2001. La invasión liderada por Estados Unidos los expulsó del poder y dispersó a Al Qaeda, pero los talibanes lanzaron una potente insurgencia contra Estados Unidos y el Gobierno respaldado por Occidente. Los talibanes ahora dicen que evitarán que Afganistán vuelva a ser utilizado como base para ataques, algo que se consagró en un acuerdo de paz de 2020 con la Administración Trump que allanó el camino para la retirada estadounidense.