El multimillonario japonés que quiere superar a Jeff Bezos

Yusaku Maezawa, desde su compañía Dear Moon Project, prepara el primer vuelo comercial a la luna para 2023

El multimillonario japonés Yusaku Maezawa prepara el primer viaje comercial a la luna que durará una semana
El multimillonario japonés Yusaku Maezawa prepara el primer viaje comercial a la luna que durará una semana FOTO: KIM KYUNG-HOON REUTERS

¿Se imagina hacer un viaje a la luna? Pero un viaje de turismo, como el que va a dar una vuelta por el campo o a la playa de vacaciones. Pues, aunque no lo crea, ya es algo posible. Y tendrá lugar en 2023 de la mano de Dear Moon Project, empresa que está organizando el primer viaje comercial a la luna.

La iniciativa es un proyecto personal concebido y financiado por el multimillonario japonés Yusaku Maezawa, quien en 2018 compró todos los asientos de la nave espacial SpaceX, compañía fundada por el empresario y magnate Elon Musk, que además ocupa el cargo de director ejecutivo y director de Tecnología. Poco después, en marzo de 2021, Maezawa, también empresario y coleccionista de arte, decidió que quería compartir este viaje exclusivo con “la mayor cantidad de gente con talento posible” y en un arranque de generosidad y altruismo decidió ceder 8 sitios a 8 ciudadanos del mundo.

Una semana de viaje lunar

Uno de los afortunados, o al menos más cerca de ser uno de los ganadores, es el artista canadiense, Boris Moshenkov, quien ha sido seleccionado como uno de los 20 finalistas que optarán a tan singular periplo. Puesto que los sitios están ya comprados, se trata de un viaje privado y totalmente costeado que consistirá en un único trayecto que dará la vuelta alrededor de la luna, algo en lo que se estima se tardará una semana.

Maezawa afirma que ha recibido aplicaciones de más de un millón de personas de todas partes del globo terráqueo. La aplicación en cuestión consiste en una grabación en la que los candidatos explican los motivos por los que quieren hacer este viaje y consideran que son las personas idóneas. Pero hay dos criterios de selección, según explica el propio magnate japonés en un vídeo: el primero, los interesados deben aportar su granito de arena promoviendo “cualquier actividad” que estén realizando para “ayudar a otras personas y a la sociedad de alguna manera”. El segundo, “estar dispuestos a ayudar a otros miembros de la tripulación que compartan sus aspiraciones”. Junto al propio Maezawa y los 8 seleccionados para la proeza, viajarán un par de astronautas profesionales como parte de la tripulación.

Un artista entre los 8 seleccionados

En el caso del pintor canadiense Moshenkov, nacido en Uzbekistán pero residente en Vancouver (Columbia Británica) desde que tiene 7 años, soñaba con viajar a la luna desde que era un niño, tal y como él ha explicado en alguna ocasión. “De alguna manera, es como si hubiera manifestado todo esto durante todos estos años pintando el espacio”, declaraba el artista a la prensa canadiense. “Mucha de la inspiración para mi trabajo viene de la meditación y de cosas que exploro dentro de mí mismo. El universo y la mente son, de alguna manera, sinónimos. Creo que el trabajo de un artista es explorar el universo”. De momento, parece que es un argumento sólido que ha convencido a Maezawa, aunque habrá que esperar un poco más para ver si el canadiense Moshenko consigue hacer realidad su sueño. Sea quienes sean los afortunados, todos recibirán un entrenamiento previo para gozar de uno de los viajes más singulares y exclusivos jamás vistos.