Al menos 60 muertos en un doble atentado a las puertas del aeropuerto de Kabul

Trece soldados de Estados Unidos han sido asesinados en una acción terrorista reivindicada por el Estado Islámico

Thumbnail

El Estado Islámico, a través de su franquicia en Afganistán y Pakistán, el ISPK, ha reivindicado el doble atentado en Kabul, donde los terroristas han logrado detonar, mediante acciones suicidas, dos potentes bombas en las proximidades del aeropuerto y en un hotel de la capital, que acogía a refugiados, según fuentes que disponen de datos sobre lo acontecido. El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado que 12 soldados de EE UU han muerto en el ataque, lo que podría dar un giro absoluto a la situación, según las advertencias lanzadas por el presidente USA, Joe Biden.

Además, los atentados se producen al día siguiente de la detención, por los talibanes, de uno de los máximos cabecillas del ISPK, noticia adelantada en primicia por LA RAZÓN. En cualquier caso, lo ocurrido, si se confirma la autoría del ISPK, es un fallo de seguridad de los talibanes, que desde hace días proclaman un absoluto control de la situación.

Las explosiones, en las que también han muerto, al menos dos terroristas suicidas, se han producido en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, donde se agolpan miles de personas que esperan ser evacuadas, han sido escenario de una explosión que podría haber causado decenas de víctimas. La segunda, en el hotel Baron que era uno de los lugares de primera recepción de evacuados por parte de fuerzas americanas e inglesas.

Thumbnail

El diario el diario ‘The Wall Street Journal’ habla de 60 afganos fallecidos mientras otros fuentes apuntan a varias decenas.

Según testigos presenciales, los suicidas (”martires”, se hacen llamar) se introdujeron entre la multitud y, a continuación, accionaron los cinturones o mochilas bombas que portaban. Vídeos distribuidos por Isis dan cuenta de un “nuevo modelo” de artefacto para este tipo de atentados, que incorpora cientos de balines que salen disparos en todas direcciones. Cuanto más cerca se esté del foco de la explosión, los daños son más grandes.

Explosiones Kabul FOTO: T. Nieto

Uno de los efectos colaterales de los atentados es que la salida de refugiados se va a ralentizar y, en algunos casos, finiquitar, como ha anunciado Alemania. En este sentido, cabe preguntarse a quiénes benefician estas acciones criminales, además de a los que ordenan cometerlas, el ISPK.

Un portavoz talibán dijo en principio que había once víctimas mortales, entre ellas niños, mientras que medios locales como Pajhwok o Ariana hablan ya de “decenas” de heridos. Los medios locales han difundido imágenes de los instantes posteriores al ataque, con civiles transportando a personas que habrían resultado heridas

Distintas fuentes, con respecto a otras explosiones que se han escuchado en Kabul, aseguran que se deben a que los estadounidenses están destruyendo de forma controlada el armamento que dejan atrás.

La Embajada norteamericana en Kabul ya había lanzado el miércoles una alerta en la que recomendaba irse “inmediatamente” de las principales puertas y evitar acercarse a las inmediaciones del aeródromo salvo que hubiese “instrucciones” precisas por parte de algún representante de Estados Unidos. Varios gobiernos europeos han secundado en las últimas horas este aviso por el riesgo de atentado.

Los talibán advirtieron esta semana de que no facilitarían la llegada al aeródromo de ningún ciudadano afgano y también exhortaron a la población a abandonar la zona, aludiendo igualmente a razones de seguridad.