El ex marine que evacuó primero a 200 mascotas de Afganistán se compromete ahora a sacar a sus 68 empleados

Farthing habló de la necesidad de menos críticas y más acción tras ser duramente criticado por salvar primero a animales antes que a refugiados

El ex marine británico, Paul “Pen” Farthing, en una imagen de archivo en el santuario de animales Nowzad en Kabul
El ex marine británico, Paul “Pen” Farthing, en una imagen de archivo en el santuario de animales Nowzad en Kabul FOTO: Twitter La Razón

Paul “Pen” Farthing, el ex marine británico que emprendió una campaña para salir de Afganistán con casi 200 perros y gatos rescatados, se ha comprometido ahora a ayudar a evacuar a sus 68 trabajadores del santuario de animales Nowzad, una protectora que acogía a perros, gatos y burros abandonados en Kabul.

El ex sargento de la Marina Real de Reino Unido aterrizó este domingo a las 07.30 horas en el aeropuerto de Heathrow en Londres en un vuelo chárter financiado con fondos privados con motivo de la campaña Operation Ark para sacar de Afganistán a los trabajadores y animales de su santuario.

Farthing, que fue duramente criticado por salvar primero a animales antes que a refugiados, habló de la necesidad de recibir menos críticas y pasar más a la acción. Y es que 68 empleados y dependientes de Nowzad, incluidos 25 niños y un recién nacido, todavía se encuentran en Afganistán.

“Nos gustaría agradecer al Ministerio del Interior, la FCDO, el Ministerio de Defensa y todo el gobierno por su apoyo a la Operación Ark, y esperamos trabajar estrechamente con ellos durante las próximas semanas mientras completamos nuestro misión, sacar a estas 68 personas de Afganistán y devolverlas a un lugar seguro. Mientras este personal vulnerable, principalmente mujeres jóvenes, siga en peligro en Afganistán, no descansaremos”, afirmó Farthing.

“Del mismo modo que el Ministerio de Defensa debe quedarse solo para continuar el importante trabajo de evacuar personal y tropas fuera de Afganistán, también debemos enfocarnos en la segunda y más importante parte de la Operación Ark, conseguir que esos indefensos veteranos, las enfermeras veterinarias y sus hijos abandonen Kabul, en lugar de tener que lidiar con comentarios falsos de los parlamentarios, la prensa y los expertos”, agregó el ex marine.

Farthing y sus partidarios dicen que la Operation Ark no quitó asientos de avión a las personas ni agotó los recursos de la operación oficial de evacuación. Pero los funcionarios del gobierno británico han expresado cada vez más su frustración.

El secretario de Defensa, Ben Wallace, señaló que el ejército tenía que dar prioridad a las personas sobre las mascotas y se quejó de que algunos de los partidarios más militantes de Farthing habían “tomado demasiado tiempo” de los comandantes superiores y habían enviado abusos al personal militar.

Farthing, más conocido como Pen, participó en operaciones en Afganistán con el 42 Comando de los Marines. Tras adoptar a un perro en 2006 y vivir una gran experiencia con el can, decidió crear una organización en defensa de animales abandonados en Kabul. La prensa inglesa sostiene que la influencia de Farthing entre altos mandos del Ejército ha permitido que el ministro de Defensa cambiara de opinión y diera luz verde a la evacuación de los animales que, eso si, viajarán en las bodegas del avión.