Medio ambiente

“Ida” deja sin luz a más de un millón de personas

Un hombre muere en Luisiana por el huracán, que ha revertido el río Misisipi

Un hombre toma una foto de las enormes olas originadas por la tormenta Ida en las inmediaciones de lago Pontchartrain
Un hombre toma una foto de las enormes olas originadas por la tormenta Ida en las inmediaciones de lago PontchartrainGerald HerbertAP

El huracán “Ida” golpeó durante la madrugada del domingo y la jornada del lunes la costa de Luisiana con toda la fuerza de sus vientos. La Casa Blanca ya ha declarado el estado de Luisiana como Zona de Mayor Desastre, donde más de un millón de clientes sufrieron cortes en el suministro de energía, y otros 130.000 en Misisipi.

La acción de Biden hace que los fondos federales estén disponibles para las personas afectadas en 25 parroquias, según un comunicado emitido el domingo por la Casa Blanca. “La asistencia puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedad no aseguradas y otros programas para ayudar a las personas y propietarios de negocios a recuperarse de los efectos del desastre”, señala el texto

Hasta el momento, solo se ha contabilizado una víctima mortal en la localidad de Ascension Parish, en el sureste. Se trata de un varón de unos 50 años que falleció por la caída de un árbol. En los estados de Luisiana y Misisipi, más de un millón de personas han sufrido cortes de electricidad y varias localidades han registrado daños en el servicio de aguas e inundaciones, lo que ha llevado a que la población de Jefferson sea evacuada, según recoge la cadena CNN.

Algunos centros de salud del estado de Luisiana se han visto afectados por lo que ingresados han tenido que ser reubicados y la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, ha confirmado en su cuenta de Twitter que se ha perdido “la energía eléctrica en toda la ciudad”.

Los hospitales están cerca de saturarse y no hay camas suficientes en otras partes de Luisiana para trasladar a los enfermos, una opción que se contempló antes de la llegada de la tormenta, pero que hubo que descartar por falta de recursos. “Logramos evacuar más de 20 hogares de ancianos e instalaciones de rehabilitación. Pero cuando hablamos en términos de hospitales, simplemente no es posible”, afirmó el gobernador

Las cifras de “Katrina”

Este domingo, cuando el huracán Ida tocaba las costas del Golfo en EE UU, se cumplieron 16 años del zarpazo del “Katrina” en 2005. La tormenta asesina, como fue bautizada por Walter Maestri, director de emergencias de Nueva Orleans, sembró destrucción y muerte en varios estados dejando un triste balance de 1.577 víctimas en Luisiana, 238 en Misisipi, 2 en Alabama, 2 en Georgia y 14 en Florida. Unas 107.379 casas quedaron inundadas por los efectos del tercer huracán más letal de la historia de Estados Unidos.

“Katrina” embistió con fuertes vientos (superiores a los 225 kilómetros por hora) y lluvias torrenciales en Misisipi, Alabama, y Florida, pero sin duda la parte más golpeada fue Luisiana y su emblemática ciudad de Nueva Orleans, cuya superficie quedó inundada en un 80%. Tras la devastadora tormenta no volvió a ser la misma. De hecho, el huracán y las inundaciones posteriores desplazaron a más de un millón de personas, dejando a cientos de miles sin hogar. También se convirtió en el huracán más costoso en la historia de EE UU. Un informe del banco Morgan Stanley cifró el impacto económico en daños materiales en 146.000 millones de dólares.

“Ida”, una secuela

El temor ahora en Estados Unidos es que el huracán “Ida” pueda convertirse en una secuela del “Katrina”, tras alcanzar la categoría 4 en las últimas horas. Ida ha dejado sin electricidad a toda Nueva Orleans y ha inundado las comunidades costeras de Luisiana durante su avance por la costa del Golfo. Sin embargo, las autoridades de Nueva Orleans aseguran que las dos tormentas son distintas y, sobre todo, que la ciudad está mejor preparada para enfrentarse a este fenómeno meteorológico.

La principal novedad es que Nueva Orleans tiene ahora un sistema de diques renovado tras la catástrofe de 2005 que protege a Luisiana y al área metropolitana. Esos diques son más fuertes y más altos, según ha explicado a MSNBC Sunday Kelli Chandler, directora regional de la Autoridad de Protección contra Inundaciones del Sureste de Louisiana. “Es posible que tengamos algunas inundaciones en las calles locales y tendremos cortes de energía generalizados. Ya hemos comenzado a experimentarlo”, añadió. “Pero estamos mucho mejor protegidos de las marejadas ciclónicas que hace 16 años”.

Las comparaciones son inevitables. “El huracán ‘Katrina’ no fue tan intenso cuando tocó tierra, pero fue significativamente más grande y tenía más energía asociada”, ha asegurado Brian McNoldy, investigador asociado de la Universidad de Miami que estudia los huracanes.

La fuerza de Ida ha sido de tal calibre que ha invertido la dirección del flujo del río Misisipi, además de elevar su nivel. La marejada ciclónica y los fuertes vientos del huracán detuvieron el flujo del río cerca de Nueva Orleans el domingo, e hicieron que se revirtiera. El Servicio Geológico de Estados Unidos dice que este fenómeno es “extremadamente poco común”.