Las sorprendentes revelaciones sobre el sospechoso del caso Madeleine McCann

Aparecen nuevos detalles sobre Christian Brueckner, quien cumple condena actualmente

Madeleine McCann y su presunto secuestrador
Madeleine McCann y su presunto secuestrador FOTO: La Razón (Custom Credit)

El 3 de mayo de 2007, mientras sus padres cenaban con amigos, Madeleine McCann y sus dos hermanos dormían en su habitación. Esa noche, alguien la secuestró, y nunca más se volvió a saber de ella. Christian Brueckner fue declarado como el principal sospechoso del caso.

Jon Clarke, quien ha seguido el caso desde el principio, acaba de publicar “My Search for Madeleine”. El libro revela detalles de su vida pasada, cuando aún no había comenzado su camino de crímenes y delitos contra menores.

Tanto Brueckner como sus dos hermanos fueron blancos de constantes torturas en su infancia. Su madre adoptiva, Brigitte, era “brutalmente dominante” y solía “azotarles fuertemente en el glúteo”. Y mientras les pegaba, gritaba: “Si lloras, habrá más”. Vecinos de Würzburg, en el centro de Alemania, dijeron al autor del libro que los padres adoptivos habían acogido a los tres hermanos solo por el dinero que recibían del estado alemán.

Brueckner vivió y trabajó entre 1995 y 2007 en el sur de Portugal, donde habría cometido varios delitos, robos en hoteles y apartamentos. Después de la desaparición de Madeleine, volvió a Alemania, donde cometió crímenes vinculados con el narcotráfico. Actualmente, cumple condena por la violación a una anciana estadounidense de 72 años, a la que ató, pegó, agredió sexualmente y finalmente robó, aunque no fue detenido y procesado hasta diez, años, cuando se encontró pruebas de ADN en un cabello que se encontró en el lugar de los hechos.