Las primarias en Argentina, la primera prueba para el presidente Fernández

Los argentinos votan hoy a sus futuros candidatos para las elecciones parlamentarias de noviembre. La cita con las urnas supone un barómetro para medir el respaldo popular a Alberto Fernández y el kirchnerismo

El presidente Alberto Fernandez gesticula al salir de votar en un centro electoral en Buenos Aires, Argentina
El presidente Alberto Fernandez gesticula al salir de votar en un centro electoral en Buenos Aires, Argentina FOTO: Marcos Brindicci AP

Los colegios electorales de Argentina han abierto este domingo a las 8:00 (13:00 horas en la España peninsular) para unas elecciones primarias que están llamadas a probar el respaldo popular al Gobierno de Alberto Fernández y al kirchnerismo antes de los próximos comicios legislativos.

Más de 34 millones de argentinos pueden participar en las conocidas como PASO -primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias- para decidir quiénes serán los candidatos que podrán concurrir a las parlamentarias del 14 de noviembre. Podrán votar hasta las 18:00 horas, con vistas a que comiencen a salir resultados a las 23:00.

Las autoridades han habilitado un operativo especial para prevenir contagios de coronavirus y a las medidas establecidas para los votantes se suma una ampliación del número de mesas electorales, que superarán las 101.000 en todo el país, según la Cámara Nacional Electoral (CNE).

Uno de los primeros dirigentes en depositar su voto ha sido Alberto Fernández, que ha acudido junto a la primera dama, Fabiola Yáñez, a un colegio habilitado en el barrio porteño de Puerto Madero. En unas breves declaraciones a la prensa, el presidente Fernández expresó su confianza en que sea “un día de tranquilidad”, sin incidentes.

“Hoy es un día lindo porque cada vez que se vota hacemos más fuerte la democracia y eso, para mí, es algo muy importante” ha declarado.

Lo cierto es que el presidente argentino, Alberto Fernández, se ha sometido este domingo al primer examen tras dos años de gestión. El mandatario progresista de 62 años ha encarado esta cita con las urnas tras revelarse hace un mes una polémica foto del 14 de julio de 2020, cuando los argentinos debían guardar una estricta cuarentena contra el coronavirus, en la que Fernández festeja junto a 11 personas el cumpleaños de su esposa, Fabiola Yáñez.

Aumento de la pobreza en Argentina

El aumento de la pobreza hasta el 42% también dificulta al presidente esta cita con las urnas. La personas cuyos ingresos están por debajo del umbral de pobreza han aumentado del 35,5% al 42% en un año, afectando ya a 19 millones de personas. La comparación de los datos del segundo semestre de 2019, último prepandemia, y el segundo semestre de 2020 muestran que los problemas económicos se han recrudecido.

Los argentinos bajo la línea de indigencia ascendió un 2,5% en un año hasta llegar a los 4,7 millones, el 10% de la población.

LA VISTA PUESTA EN NOVIEMBRE

Fernández persigue que su formación, Frente de Todos, mantenga el 48% de respaldo que obtuvo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en octubre de 2019 en las que se impuso al ex presidente Mauricio Macri. Más de 34 millones de argentinos han sido llamados a votar para definir las listas que determinarán quiénes serán los candidatos al Congreso en las elecciones del 14 de noviembre. En dos meses, Argentina renovará 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de los 72 asientos del Senado. Los electores deben elegir las listas de candidatos. No se decide ningún congresista ni senador. Los partidos deben obtener al menos el 1,5% de los sufragios para poder competir en los comicios de noviembre.

El Gobierno podría verse favorecido por su decisión de presentarse con listas de unidad junto a otros partidos en la mayoría de los distritos. Mientras, los tres partidos que conforman la coalición opositora Juntos por el Cambio (Propuesta Republicana, Unión Cívica Radical y Coalición Cívica) competirán en gran parte de las provincias. Las encuestas preelectorales muestran que el Frente de Todos tiene un estrecho margen de ventaja frente a Juntos por el Cambio, respaldado por Macri.

Las encuestas auguran la caída del oficialismo en la provincia y ciudad de Buenos Aires -el principal bastión en disputa, ya que en él reside el 40 por ciento de la población de Argentina-, donde la oposición se haría con el mayor número de votos.

La importancia de las PASO en Argentina recae en que los resultados suelen predecir la intención de voto para los próximos comicios, aunque no se espera ninguna sorpresa, con los dos principales bloques que han marcado el ritmo de la política argentina desde el regreso de la democracia liderando los resultados.

No obstante, en estas primarias los ojos también estarán puestos en una ultraderecha que, liderada por el economista Javier Milei, ha irrumpido en el escenario político argentino, por lo que las PASO servirán para calibrar su ascenso.

Frenar al Kirchnerismo

Macri ha votado pasadas las 10 y media de la mañana tras apoyar el pasado jueves al alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, antes de los dos días de reflexión que comenzaron este viernes: “Todos sabemos que este domingo tenemos una elección muy importante. Una elección que nos va a permitir poner un freno al atropello de kirchnerismo. Les pido que vayan a votar, que nos acompañen, también que nos ayuden a fiscalizar”. El alcalde de la capital ha acudido a las urnas pasadas las 11 de la mañana en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y se ha mostrado satisfecho por el cumplimiento de los protocolos sanitarios en las filas de votantes: “Está funcionando todo bien. Puede haber una situación excepcional, pero está funcionando el protocolo”.

Larreta ha votado en la universidad casi al mismo tiempo que su ex vicealcalde y cabeza de lista de su formación, Diego Santilli, que acudía a las urnas en el colegio San Pedro de la provincia de Buenos Aires, donde encabeza una de las listas de Juntos por el Cambio.

Santilli cerraba su campaña este jueves prometiendo mejoras en la calidad de vida: “Estamos para dar pelea. La vamos a dar ¿Sí o no? Estamos por ir el domingo y votar por ese país que nosotros queremos. Por ese país que nosotros soñamos. Por ese país que queremos para nuestros hijos. El domingo vamos a ir a defender a los que creen en el trabajo y en la educación. El domingo vamos a votar a Diego Santilli y vamos a decir basta a la gente que nos quiere robar el sueño de nuestra Argentina. ¡Vamos Argentina, carajo!”.