EE UU, Australia y Reino Unido acuerdan un histórico pacto de defensa frente a China

El acuerdo, conocido como AUKUS, permitirá a las tres naciones reforzar la cooperación en tecnologías avanzadas de seguridad

Estados Unidos y el Reino Unido comparten sus conocimientos sobre el mantenimiento de la infraestructura de defensa nuclear
Estados Unidos y el Reino Unido comparten sus conocimientos sobre el mantenimiento de la infraestructura de defensa nuclearLEAH MILLISREUTERS

Los presidentes de EE UU, Reino Unido y Australia -Joe Biden, Boris Johnson y Scott Morrison-, han comparecido de manera simultánea y telemática para anunciar un nuevo pacto de defensa entre los tres países para compartir tecnología militar, que incluye el apoyo al desarrollo de submarinos nucleares por parte de los australianos, con el objetivo de plantar cara a la influencia y amenaza de China en el Indo-Pacífico.

Australia renunciaría así a un contrato multimillonario con Francia para adquirir doce submarinos que no iban a estar disponibles hasta 2030, según informa el diario australiano ‘Financial Review’. El acuerdo, conocido como AUKUS, permitirá a las tres naciones reforzar la cooperación en tecnologías avanzadas de defensa, como inteligencia artificial, sistemas submarinos y vigilancia de larga distancia.

“Australia no va a obtener armas nucleares, continuaremos con nuestra política de no proliferación”, ha aclarado Morisson después de la emisión de un vídeo promocional del acuerdo que lo presenta como la unión de tres democracias marítimas separadas por el océano y guiadas por ideales como “la libertad, la paz y el bien del mundo”. “El futuro del Indopacífico afectará a todos”, ha añadido el primer ministro australiano.

Biden, Johnson y Morrison han explicado que ahora empieza un período de 18 meses de consultas entre los tres países para concretar el resto de iniciativas a tomar. “Solo unos pocos países tienen submarinos nucleares”, ha dicho Johnson, al tiempo que afirmaba que esta es una manera de hacer del mundo “un lugar más seguro”.

En cuanto a Biden, el último en hablar de los tres mandatarios, este pacto es solo el último ejemplo de una vieja alianza: “Hoy estamos dando un paso histórico para profundizar nuestra cooperación. Somos conscientes de la necesidad de proteger la región de Indo-Pacífico”.

El presidente estadounidense también tuvo palabras para sus aliados europeos, con mención especial a Francia por su implicación en la zona, y con “los que espera trabajar en el futuro”.