China acusa a Biden, Johnson y Morrison de una “mentalidad de Guerra Fría”

Pekín calificó la alianza de seguridad como “extremadamente irresponsable” al utilizar las exportaciones nucleares como “herramienta geopolítica”

Joe Biden, Boris Johnson y Scott Morrison firmaron ayer un ambicioso pacto de defensa trilateral para plantar cara a China en el Indopacífico
Joe Biden, Boris Johnson y Scott Morrison firmaron ayer un ambicioso pacto de defensa trilateral para plantar cara a China en el IndopacíficoOliver Contreras / POOLEFE

China ha instado a Estados Unidos, el Reino Unido y Australia a abandonar su mentalidad de “guerra fría” o a arriesgarse a perjudicar sus propios intereses, después de que los tres países dieran a conocer un nuevo pacto de cooperación en materia de defensa.

En virtud de esta asociación trilateral de seguridad denominada AUKUS y que fue anunciada por los líderes de las tres naciones a través de una videoconferencia, se incluirá un plan de 18 meses para proporcionar a Australia submarinos de propulsión nuclear y de tecnología militar más avanzada.

El jueves el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, arremetió contra el grupo trilateral de seguridad asegurando que el trío estaba “dañando gravemente la paz y la estabilidad regionales, intensificando una carrera armamentística y perjudicando los esfuerzos internacionales de no proliferación nuclear”.

Aunque ninguno de los tres mandatarios implicados mencionó a China, se entiende que el acuerdo es una respuesta al expansionismo de Pekín en el Mar de China Meridional y hacia Taiwán. El presidente estadounidense, Joe Biden, habló de la necesidad de mantener un “Indo-Pacífico libre y abierto” y de abordar el “entorno estratégico actual” de la región.

La Embajada de China en Washington insistió en que los países “no deben construir bloques excluyentes que apunten o perjudiquen los intereses de terceros”, al tiempo que aconsejó a EE.UU., Reino Unido y Australia que “se desprendan de su mentalidad de Guerra Fría y de sus prejuicios ideológicos”.

Nuevas tensiones entre Pekín y Canberra

Según el mandatario el Reino Unido y Estados Unidos utilizan las exportaciones nucleares como “herramienta de juego geopolítico”, lo que Lijian calificó de “extremadamente irresponsable”. “China seguirá de cerca la situación”, aseguró.

Zhao criticó con especial dureza al gobierno de Canberra y afirmó que la decisión de EE.UU. y el Reino Unido de exportar tecnología de submarinos de propulsión nuclear altamente sensible a Australia “es un caso de doble rasero extremadamente irresponsable”. Asimismo, el portavoz advirtió a Australia de que debe “cumplir sus compromisos” de no proliferación nuclear.

“Si Australia, como signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear y del Tratado del Pacífico Sur como Zona Libre de Armas Nucleares, importa este tipo de tecnología de submarinos nucleares, sus vecinos y la comunidad internacional van a tener motivos para cuestionar su sinceridad sobre el cumplimiento de estos pactos”, dijo.

A pesar de esta vacilación a la hora de dirigirse a China, AUKUS se considera el paso más reciente de Biden para frenar el creciente poder internacional de China. El presidente estadounidense va a organizar una cumbre de la alianza QUAD de Japón, Australia e India la próxima semana, y muchos perciben esta alianza como una estrategia para afirmar el control estadounidense en Asia.

Nueva mapa geopolítico en el Indo-Pacífico

Por otro lado, en un editorial en inglés del diario Global Times, se aseguraba que Australia se había “convertido en un adversario de China”.

La publicación, respaldada por el Estado, advirtió que Australia podría ser blanco de advertencia para otros si actuaba “con bravuconería” en lealtad a Estados Unidos, o siendo “militarmente asertiva”.

“Así, las tropas australianas son también muy probablemente el primer grupo de soldados occidentales que pierden la vida en el Mar de China Meridional”, sentenció.

China ha acelerado su desarrollo militar y se ha vuelto mucho más agresiva en la región, incluyendo incursiones casi diarias en la zona de defensa aérea de Taiwán. Cada vez se teme más que un enfrentamiento en el Mar de China Meridional o en el Estrecho de Taiwán pueda desembocar en un conflicto.