Israel va a instalar fábricas de armamento militar en Marruecos

Forma parte de los acuerdos de coperación tras el establecimiento de relaciones diplomáticas

Nasser Bourita EFE/EPA/JALAL MORCHIDI
Nasser Bourita EFE/EPA/JALAL MORCHIDIJALAL MORCHIDIEFE

Una de los acuerdos derivados del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y Marruecos va ser la implantación por parte del Estado judío de fábricas de armamento militar en territorio magrebí. Ello va a suponer un considerable reforzamiento de la posición estratégica de Rabat en la zona.

El vecino país se ha convertido en una pieza esencial para el mantenimiento del equilibrio de fuerzas en la zona y, en especial, para la lucha contra el yihadismo, al actuar de freno a los intentos de las bandas terroristas para dirigir sus ataques contra occidente. Estados unidos lo ha elegido como socio preferente y los acuerdos con Tel Aviv no son ajenos a esta circunstancia. Incluso, la ruptura unilateral de relaciones diplomáticas por parte de Argelia le otorga un mayor protagonismo en el panorama internacional.

El ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, ha anunciado que los titulares de Defensa y Finanzas de Israel realizarán una visita oficial a Rabat. Durante la visita, se firmará el establecimiento de un grupo de fábricas militares en Marruecos, en el contexto de la cooperación estratégica entre los dos países.

Tal y como informó LA RAZÓN días pasados, Marruecos ha iniciado, en colaboración con Israel, el desarrollo de un programa de “drones suicidas”. Se trata de “dispositivos relativamente sencillos de construir y con consecuencias devastadoras”. No se dan más detalles sobre sus características y su precio, pero se sabe que el grupo Israel Aerospace Industries (IAI) participa en la operación.

En abril de este año, el comandante de la Guardia Nacional del Frente Polisario, Adah al Bendir, fue abatido en una operación militar en la que se utilizó un dron de fabricación israelí.

Marruecos ha acelerado la modernización de su ejército a través de un proceso de adquisición de cazas y helicópteros de combate a EEUU.