Europa

El Gobierno de centro izquierda en Islandia revalida su mayoría en las urnas

La coalición entre los rojiverdes de la primera ministra, Katrin Jakobsdottir, los conservadores y los liberales suman 38 de lo 63 escaños en un Parlamento muy fragmentado, según los resultados provisionales

Islandeses acueden a votar a un colegio de Kopavogur
Islandeses acueden a votar a un colegio de Kopavogur FOTO: Arni Torfason AP

La coalición de Gobierno entre izquierdistas, conservadores y liberales en Islandia mantendría su mayoría parlamentaria tras las elecciones de este sábado en el país, según un recuento de los primeros resultados de la votación recogido por la cadena pública RÚV.

Con más de un tercio de los votos escrutados, el partido Movimiento de Izquierda-Verde de la primera ministra, Katrin Jakobsdottir, junto con el conservador Partido Independencia y el liberal Partido Progresista, se quedarían con 38 de los 63 escaños del Parlamento islandés, si bien no está claro que vayan a repetir coalición.

Según recoge la agencia Bloomberg, se espera que haya nueve partidos con representación parlamentaria tras las elecciones del sábado, si bien los resultados definitivos no se conocerán hasta más avanzado el domingo.

Entre los principales asuntos durante la campaña, la lucha contra el cambio climático ha dominado los mensajes, con el antisistema Partido Pirata pidiendo la neutralidad de carbono para el año 2035.

Jakobsdottir, del Movimiento de Izquierda-Verde, es una figura popular en el país, de 360.000 habitantes, si bien su partido ha perdido apoyos debido a su inusual alianza tras las parlamentarias de 2017 con el conservador Partido Independencia y el liberal Partido Progresista.

Constitución e ingreso en la UE

El próximo gobierno probablemente también determinará si el borrador de Islandia para una nueva constitución, que efectivamente ha sido archivado durante diez años, recibirá la ratificación final.

Si bien el apoyo a la nueva Constitución, que fue redactada a raíz del colapso financiero de 2008, sigue siendo fuerte, aún enfrenta la oposición concertada de los conservadores.

El próximo Gobierno de Islandia también puede determinar si el país opta por iniciar nuevamente las conversaciones de adhesión con la Unión Europea. Si bien el proceso de adhesión comenzó en 2009, con el primer Gobierno de izquierda de la historia de Islandia, esas conversaciones fueron interrumpidas abruptamente en 2015 por el entonces ministro de Exteriores, Gunnar Bragi Sveinsson.

Las encuestas de opinión sobre si Islandia debería unirse o no a la UE han estado más o menos dividida desde entonces. Sin embargo, los socialdemócratas y el Partido Reformista están muy a favor de la adhesión, mientras que otros, como el Partido Pirata, quieren un referéndum nacional sobre el tema, mientras que el Partido de la Independencia y el Partido Progresista siguen oponiéndose firmemente a que Islandia se una a la Unión Europea. De ahí que el próximo Gobierno de Islandia podría muy bien determinar si Islandia permanece fuera de la UE o si comienza a negociar de nuevo para unirse.