Francia cierra seis mezquitas y disuelve varias asociaciones sospechosas de propaganda yihadista

El ministro de Interior anunció también que el país quiere expulsar a más de 11.000 ciudadanos del Magreb

El “contrato del compromiso republicano”, previsto en una ley de “separatismo”, entrará en vigor en enero de 2022
El “contrato del compromiso republicano”, previsto en una ley de “separatismo”, entrará en vigor en enero de 2022 FOTO: Julien de Rosa EFE

Francia ha iniciado los trámites para cerrar seis lugares de culto de los musulmanes y disolver varias asociaciones por sospecha de propaganda del islamismo radical, dijo el ministro del Interior, Gerarld Darmanin.

“En el próximo año, otras 10 asociaciones serán objeto de un procedimiento de disolución, incluidas cuatro a partir del próximo mes”, anunció el ministro. El pasado 24 de septiembre, el Consejo de Estado validó la disolución por parte del Consejo contra la Islamofobia en Francia, y la ciudad de Baraka, que tuvo lugar a finales de 2020, tras el asesinato del profesor Samuel Paty por un joven islamista.

El “contrato del compromiso republicano”, previsto en una ley de “separatismo”, entrará en vigor en enero de 2022, aseguró el ministro. Según Darmanin, Nawa “incita al exterminio de judíos y legitima la lapidación de homosexuales”.

Por otro lado, la decisión de las autoridades francesas de endurecer la concesión de visados a tunecinos, argelinos y marroquíes se consideró una medida de represalia. Así, el país invoca la negativa de los tres países del Magreb a “expandir el laissez-passer (pasaporte) necesario par el retorno de inmigrantes en situación irregular y que hayan cometido actos de terrorismo, delitos o infracciones y que hayan sido devueltos desde territorio francés”, que supone la disminución de la mitad de los nacionales de Marruecos y Argelia y de uno de cada tres de Túnez, en forma de sanciones.