Más de tres euros el litro de combustible en las gasolineras de Reino Unido y el caos no para de crecer

Pese a que el Ejecutivo británico intenta que la calma se estabilice, los estantes de supermercados están vacíos, faltan trabajadores y el ejército será desplegado el lunes para ayudar en el caos que está viviendo el territorio

Los soldados del ejército británico comenzarán a desplegarse a partir del lunes, en un intento drástico por poner fin al caos de los últimos días.
Los soldados del ejército británico comenzarán a desplegarse a partir del lunes, en un intento drástico por poner fin al caos de los últimos días. FOTO: Frank Augstein AP

Algunas gasolineras en Reino Unido están cobrando el litro de gasolina a 3,40 euros (2,93 libras esterlinas). De por sí está siendo un atropello para todo aquel que quiere repostar en estos caóticos días, con largas colas y horas de espera, las estaciones de servicio advierten que el coste del combustible será todavía más caro la próxima semana.

Aunque los ministros británicos insisten en que la situación se está “estabilizando”, los jefes de la industria siguen preocupados. Los soldados comenzarán a desplegarse a partir del lunes, en un intento drástico por poner fin al caos de los últimos días. Casi 200 soldados se desplegarán en las áreas más afectadas.

El ministro de Sanidad, Sajid Javid, dijo en declaraciones a Sky News que “es correcto que, como medida de precaución, el Gobierno haya pedido ayuda a los militares. Creo que es la medida correcta para asegurarse de que las personas tengan toda la confianza que necesitan”. “Creo que eso estabilizará aún más la situación y dará más confianza”, añadió.

Es el oeste de Londres donde los precios se están incrementando de forma más alarmante, y los activistas advierten que se están “desplumando” millones en los surtidores. En un análisis de 893 lugares, los precios medios han llegado a la 1,419 libras la gasolina y las 1,455 libras el Diesel, subiendo más de lo normal en la mayoría de ellas. Los datos de la Asociación de Minoristas de Gasolina mostraron hoy que el 16 por ciento de las estaciones de servicio no tienen combustible.

“En el norte, Escocia, algunas partes de Midlands hubo una clara mejora en menos sitios secos, sin embargo, en Londres y el sureste, en todo caso, había empeorado”, dijo el presidente de la organización, Brian Madderson. “Necesitamos una priorización de las entregas a las estaciones de servicio, en particular las independientes en los sitios de los vecindarios de Londres y el sureste a partir de inmediato”.

Madderson aseguró que los sitios minoristas locales que permanecen cerrados sin combustible afectan a la confianza del consumidor y pidió al gobierno que acelere las entregas a esas áreas en los próximos días. “Esta semana hemos visto el precio al por mayor del combustible en 3 peniques el litro para el diésel y sin plomo”, agregó. “Esto no tiene nada que ver con la escasez de conductores, tiene que ver totalmente con factores globales. El crudo Brent ha subido casi un 50 por ciento este año y ha estado bordeando los 80 dólares el barril recientemente.

Por su parte, el secretario para los Negocios del Gobierno británico, Kwasi Kwarteng, ha llamado a la calma. “No hay escasez de combustible en Reino Unido y ahora mismo estamos viendo una estabilización de la demanda. Nuestra capacidad de almacenamiento sigue al alta, como también los envíos iniciales de combustible”, ha destacado.

El aumento masivo en el costo mayorista del gas ha provocado el colapso de varias empresas de energía. Pero esto solo es una parte del caos: el gran déficit de camioneros ya está afectando a las cadenas de supermercados. Al mismo tiempo, la libra frente al dólar se ha debilitado.

Los estantes vacíos brillan en las franquicias y la falta de comida y otros productos han desencadenado que los ciudadanos estén más que preocupados. También escasean trabajadores en los mercados y otros comercios de alta necesidad como las carnicerías, así como los agricultores están avisando que se están quedando sin espacio, debido al aumento del número de animales en sus granjas o parcelas, lo que les obligará a hacer un “sacrificio masivo”.

El Gobierno británico ha anunciado la puesta en marcha de un plan de renovación para los visados para casi 5.000 transportistas extranjeros que tendrían que abandonar el país el próximo 24 de diciembre y que ahora podrán permanecer hasta finales de febrero. De igual modo, el Gobierno ha ofrecido la entrada inmediata en el país a otros 300 conductores que recibirán un visado temporal hasta marzo de 2022.