Asia

Diez claves del conflicto de China con Taiwán

La escalada de tensión entre los dos vecinos se ha recrudecido tras el envío de aviones de combate chinos sobre la zona de defensa aérea taiwanesa

Taiwan honor guards perform during a national day rehearsal in Taipei, Taiwan, October 5, 2021. REUTERS/Ann Wang
Taiwan honor guards perform during a national day rehearsal in Taipei, Taiwan, October 5, 2021. REUTERS/Ann Wang FOTO: ANN WANG REUTERS

China ha reclamado la soberanía de Taiwán desde hace décadas mediante si política de “una sola China”. En 1949, tras la guerra civil china obligó al derrotado partido nacionalista Kuomintang a huir a la isla, Pekín se propuso recuperar el control de la isla. A continuación se presentan diez datos clave sobre los lazos entre Taiwán y China en medio de una escalada de tensión militar entre ambos vecinos, que ha llevado a Pekín a enviar cazas a sobrevolar el espacio de defensa taiwanés.

1. A punto de una guerra

China y Taiwán han estado a punto de ir a la guerra en varias ocasiones desde 1949, la más reciente fue antes de las elecciones presidenciales de 1996. Poco después, Pekín llevó a cabo pruebas de misiles en aguas cercanas a la isla con la esperanza de evitar que los taiwaneses votaran por Lee Teng-hui, de quien China sospechaba que albergaba deseos independentistas. Lee ganó finalmente la elección.

2. Misiles preparados

Taiwán sostiene que China posee miles de misiles balísticos de corto y mediano alcance, así como misiles de crucero apuntados a Taiwán. Taipei considera que Pekín lleva a cabo una sofisticada campaña de desinformación en redes sociales e internet para socavar la confianza en el gobierno.

3. La batalla de 1958

Taiwán y China se unieron por última vez a la batalla a gran escala en 1958, cuando las fuerzas chinas llevaron a cabo más de un mes de bombardeos de las islas Kinmen y Matsu controladas por Taiwán, incluidas batallas navales y aéreas.

4 El papel de EEUU

Estados Unidos está obligado a ayudar a Taiwán en la obtención de los medios necesarios para defenderse en virtud de la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979. China siempre reacciona con enfado a las ventas de armas de Estados Unidos a Taiwán y ha exigido repetidamente que se detenga esta transferencia de material militar. China ha culpado a Estados Unidos de las últimas tensiones debido a su apoyo al gobierno de Taiwán.

5 Rearme de Pekín

Pekín tiene las fuerzas armadas más grandes del mundo y se han estado modernizando rápidamente, sumando a su arsenal cazas furtivos, portaaviones (tiene dos y está en camino de fabricar un tercero) y nuevos submarinos, bajo un ambicioso programa supervisado por Xi.

6 Taiwán lanza el asesino de portaaviones

Las fuerzas armadas mucho más pequeñas de Taiwán son abastecidas principalmente por Estados Unidos, aunque la presidenta Tsai ha reforzado la producción nacional, incluido el desarrollo de misiles de largo alcance y nuevos buques de guerra, bautizados como “asesinos de portaaviones”.

7 David contra Goliat

La fuerza aérea de Taiwán está bien entrenada, pero los expertos sostienen que la isla probablemente solo podría resistir unos días en caso de un ataque chino a menos que Estados Unidos acudiera rápidamente en su ayuda.

8 No hay diálogo

Desde que Tsai Ing-wen, del Partido Democrático Progresista, asumiera la presidencia por primera vez en 2016, los lazos entre Taiwán y China se han deteriorado. China rechaza un diálogo formal con la isla y envía aviones de combate y bombarderos cerca de Taiwán, lo que ha obligado a las empresas extranjeras a referirse a Taiwán como parte de China en sus sitios web

9 El nombre oficial de Taiwán

Pekín dice que la presidenta taiwanesa, que ganó la reelección por abrumadora mayoría el año pasado, quiere impulsar la independencia formal de Taiwán, una línea roja para China. Tsai Ing-wen sostiene que Taiwán es un país independiente, la República de China, su nombre oficial, y que el gobierno defenderá la libertad y la democracia de la isla a toda costa.

10 El vínculo con el Kuomintang

El partido Kuomintang, que favorece los lazos estrechos con China, había estado en el poder antes de Tsai. Las relaciones mejoraron considerablemente después de que su líder, Ma Ying-jeou, ganara la presidencia en 2008. Reelegido en 2012, Ma mantuvo una reunión histórica con el presidente chino Xi Jinping en Singapur en 2015. En 1949, el Kuomintang fue derrotado en una cruenta guerra civil en el continente por el ejército del Partido Comunista.