Una intoxicación etílica masiva deja 26 muertos en Rusia

El Gobierno abre una investigación sobre las bebidas alcoholicas producidas en la región de Orenburg para evaluar si cumplen o no con los estándares de seguridad tras este envenenamiento masivo

Ciudadanos caminan en las calles de Moscú
Ciudadanos caminan en las calles de MoscúMAXIM SHIPENKOVEFE

Las autoridades rusas informaron este sábado que 26 personas habían muerto por intoxicación etílica esta semana después de consumir licores de producción local en la región de Orenburg, fronteriza con Kazajistán. El número de muertos aumentó de los nueve que se informaron el jueves a 26 este sábado, según dijo el ministerio regional a la agencia de noticias RIA.

Otras 28 personas sufren síntomas de intoxicación por alcohol, añadió el ministerio regional. La rama regional del Comité de Investigación de Rusia abrió una investigación para determinar si los productos alcohólicos vendidos en la región, a unos 1.500 kilómetros (900 millas) al sureste de Moscú, cumplen con los estándares de seguridad.

El viernes, el comité dijo que seis personas habían sido detenidas por presuntamente producir y vender alcohol adulterado y no apto para el consumo. Después de un caso de intoxicación masiva por alcohol en Siberia en 2016, las autoridades nacionales ordenaron controles más estrictos sobre la producción y venta de bebidas, medicamentos, perfumes y otros líquidos que contienen un alto porcentaje de etanol.