Cabo Verde extradita a Estados Unidos al testaferro de Maduro, el colombiano Álex Saab

El empresario, que llevaba detenido en Cabo Verde desde junio de 2020, abandonó hoy el país a bordo de un avión en rumbo a Estados Unidos

Álex Saab, testaferro de Maduro.
Álex Saab, testaferro de Maduro.La RazónLa Razón

El empresario colombiano Álex Saab, señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro, ha sido extraditado desde Cabo Verde hacia Estados Unidos, donde una corte del estado de Florida lo solicita por acusaciones de lavado de capitales.

Medios de Cabo Verde confirmaron la noticia de que el barranquillero abordó un avión desde la Isla de Sal, donde permanecía en arresto domiciliario mientras se concretaba la extradición, y viajó hasta Miami bajo custodia de autoridades estadounidenses en un vuelo del Departamento de Justicia. Se espera que aterrice sobre las 19:00 (hora local).

Uno de los medios de Cabo Verde, Noticias do Norte, cercano a la defensa de Saab que encabeza el ex juez Baltasar Garzón, publicó la reacción de sus abogados llamando “secuestro” el traslado del empresario a Estados Unidos.

Por su parte, la agencia AP confirmó la noticia a través de un funcionario norteamericano que reafirmó que tras 16 meses desde su detención, a pedido de Interpol en Cabo Verde y durante una parada por combustible de un vuelo que lo llevaba desde Caracas hacia Irán, se completó el ciclo judicial en ese país.

El régimen de Nicolás Maduro califica a Saab como un embajador especial en labores humanitarias, y lo ha defendido a capa y espada como el hombre responsable de que el pueblo venezolano pueda comer, gracias a su labor para importar alimentos. El gobernante por primera vez mencionó su nombre hace algunas pocas semanas, ratificándolo como “diplomático”, una designación que se le otorgó tras su arresto en 2020 para tratar de protegerlo con inmunidad.

No obstante, desde hace varios años investigaciones periodísticas han revelado una profunda trama de corrupción con dinero público a cambio de importaciones con sobreprecio de alimentos que no cumplen estándares nutricionales. El propio Álex Saab dijo a “El Tiempo” de Colombia en 2017 que no tenía nada que ver con el negocio alimentario en Venezuela cuando no quería ser asociado al régimen chavista.

En Estados Unidos está acusado desde 2019 de liderar una red de lavado de activos junto a su socio Álvaro Pulido -que se presume está en Caracas- con la cual habría transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control. Podría ser condenado a hasta 20 años de cárcel si es hallado culpable.

El gobierno de Nicolás Maduro publicó un duro comunicado en el que denunció «el secuestro del diplomático» por parte del Gobierno de EE UU «en complicidad con las autoridades de Cabo Verde». Es más, de acuerdo con el régimen de Maduro, Saab fue «torturado y prisionero arbitrario durante 491 días». Responsabilizan a Cabo Verde y al Gobierno de Biden por la vida y la integridad física de Álex Saab.

Se espera que el asunto tenga consecuencias en el proceso de negociación en México, donde el chavismo había nombrado a Saab como miembro de su delegación en ausencia. Este domingo está pautado que se retomen las conversaciones entre el régimen y la oposición en la capital azteca.

Un día antes, funcionarios chavistas allanaron la vivienda en Caracas de la familia del periodista venezolano Roberto Deniz, el investigador que ha develado toda la trama de Saab, y se llevaron a su hermano a un largo interrogatorio. Deniz está en Colombia desde 2018 cuando salió por la persecución que entonces se inició en su contra por orden de Alex Saab y su socio Pulido y con anuencia de tribunales, fiscales y hasta el regulador de las comunicaciones, Conatel.