Muere el ex secretario de Estado de EE UU Colin Powell a las 84 años por covid

Fue el primer asesor de seguridad nacional negro en Estados Unidos y el protagonista de la guerra del Golfo. Defendió que Irak poseía armas de destrucción masiva

El ex secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, fallecía la mañana del lunes por complicaciones vinculadas al COVID19 en un hospital de Bethesda (Maryland) a los 84 años, a pesar de haber sido sometido a la pauta completa de la dosis de la vacuna. Sin embargo, Powell sufría Parkinson y padecía un mieloma múltiple que le hicieron más susceptible a los síntomas del coronavirus.

“Hemos perdido a un extraordinario y amoroso esposo, padre, abuelo y a un gran estadounidense”, dio a conocer su familia a través de un comunicado emitido en redes sociales.

Militar, diplomático y político estadounidense, Colin Powell alcanzó el rango de General de Cuatro Estrellas como miembro del Ejército de EEUU, aunque fue más conocido a nivel internacional por haberse convertido en el primer secretario de Estado de EEUU de origen afroamericano y haber apoyado durante 2003, a pesar de sus propios recelos, la invasión de Irak.

Ya durante la Guerra del Golfo ejerció como presidente del Estado Mayor Conjunto, manteniendo el cargo durante todo el mandato del ex presidente George W. Bush, de enero de 2001 a enero de 2005. Trabajó también como Consejero de Seguridad Nacional bajo la presidencia de Roland Reagan.

Nacido, el 5 de abril de 1937, en el seno de una familia de origen jamaicana y escocesa en un barrio humilde de Nueva York, Colin Powell desarrolló la carrera militar con honores y múltiples condecoraciones, convirtiéndose en asesor militar de confianza de varios presidentes de EEUU y altos cargos de diversas Administraciones.

Mucho antes de eso, como estudiante de Geología en el City College de Nueva York, formó parte del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC, por sus siglas en inglés), programa diseñado para identificar y preparar a futuros líderes militares. Etapa que el mismo Powell definió como “una de las más felices” de su vida.

Powell fue comisionado como segundo teniente del Ejército de EEUU tras graduarse en 1958 y haber realizado una formación básica en Georgia. Ya en 1962, asesoró al presidente Kennedy como enviado militar estadounidense en Vietnam para reforzar a su Ejército contra la amenaza comunista. Misión en la que resultó herido al pisar una trampa explosiva, una estaca afilada de madera escondida en el terreno.

Años después, en 1968, regresó a Vietnam, donde sobrevivió a un accidente de helicóptero, no sin antes rescatar de las llamas a otros tres soldados. Acto heroico por cuya valentía el reconocido militar estadounidense fue condecorado después.

Powell también fue teniente coronel en Corea del Sur antes de volver a la capital estadounidense, donde previamente había estudiado en Georgetown y había obtenido una prestigiosa beca de la Casa Blanca bajo el mandato de Richard Nixon, para ejercer desde el Pentágono el cargo de Oficial de Estado Mayor.

Durante un tiempo también trabajó para la Administración Carter, convirtiéndose poco después en asistente principal de Caspar Weinberger, secretario de Defensa del ex presidente Ronald Reagan. Ya en 1987, Powell tomó posesión del cargo de asesor de Seguridad Nacional y dos años después, en 1989, fue nombrado presidente del Estado Mayor Conjunto bajo la nueva presidencia de George W. Bush.

Al asumir esa nueva posición, Colin Powell se convirtió, a los 52 años, en el militar más joven en ocupar el cargo de mayor rango en el Departamento de Defensa de EEUU y también en la primera persona de raza negra en hacerlo.

En 1990, la implementación de su estrategia en la Guerra del Golfo provocó la conocida como “La Doctrina Powell”, que impedía recurrir a la fuerza militar hasta que se agotaran primero las vías diplomáticas, políticas y económicas. “La guerra debería ser la política de último recurso”, aseguraba Powell. Aunque, una vez impulsada la acción militar, el uso de la fuerza debía desplegarse de la manera más efectiva posible para someter al enemigo rápidamente y garantizar las mínimas bajas estadounidenses.

A pesar de ser republicano, Powell mantuvo su cargo como presidente del Estado Mayor Conjunto durante el mandato de Bill Clinton, aunque las ideas más liberales del presidente demócrata le complicaron la permanencia más allá de unos meses. Se opuso, por ejemplo, a que los homosexuales se unieran al Ejército.

Colin Powell Abandonó definitivamente la carrera militar en 1993, iniciando una nueva trayectoria profesional política.

En el año 2000, Bush lo designó secretario de Estado de EEUU, encabezando las relaciones exteriores entre su país y el resto del mundo. A pesar de las discrepancias con el ex presidente republicano en temas trascendentales como la invasión de Irak y la búsqueda de “armas de destrucción masiva”, Powell le ofreció su apoyo públicamente, consolidando su reputación como figura política y militar ante el Consejo de Seguridad Nacional en 2003, aunque decidió dimitir poco después como secretario de Estado.

Colin Powell, primera persona de origen afroamericano en ostentar los cargos de mayor rango de la cúpula militar estadounidense, respaldó a Barack Obama en su candidatura a la presidencia de EEUU en 2008.