Europa

La crisis global de desabastecimiento podría durar varios meses: Reino Unido y Estados Unidos, los peores parados

Falta de alimentos, sin mano de obra, escasez de camioneros, insuficiencia de petróleo... Y el mundo mira con miedo la Navidad ante la alta posibilidad de que sean unas fiestas sin comida en la mesa o árboles navideños

Muchos usuarios se están quejando de la situación de desabastecimiento en Reino Unido a través de las redes sociales
Muchos usuarios se están quejando de la situación de desabastecimiento en Reino Unido a través de las redes sociales FOTO: Twitter La Razón

Falta de alimentos, sin mano de obra, escasez de camioneros o insuficiencia de petróleo son algunas de las consecuencias de una crisis de desabastecimiento y suministros que está afectando al mundo entero. Reino Unido fue el primer país en notar estos atroces efectos, que eran parte de la llamada “pingdemia”, que salpicaron a Europa y que causaron estragos en Estados Unidos.

Carne, cerveza, leche, combustible.... Reino Unido sigue sumido en una crisis de escasez ante la falta de profesionales en varios sectores de la cadena de suministros. Al menos un 17% de los británicos dice no haber podido comprar por falta de existencia. Los problemas en la cadena de suministros global pueden durar “varios meses” debido a un desajuste entre oferta y demanda, así como a la escasez de contenedores, alertó este martes la directora general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala.

La pandemia han provocado escenas caóticas en las últimas semanas en las estaciones de servicio, donde largas filas de coches esperaban la llegada de camiones cisterna con combustible.
La pandemia han provocado escenas caóticas en las últimas semanas en las estaciones de servicio, donde largas filas de coches esperaban la llegada de camiones cisterna con combustible. FOTO: FACUNDO ARRIZABALAGA EFE

En una entrevista publicada en el diario “Financial Times”, Okonjo-Iweala indica que los estímulos económicos que han inyectado muchos países para superar la parálisis de la pandemia han contribuido a disparar la demanda de los consumidores. “Cuando hablo con los empresarios, hay cierto pánico sobre el impacto este año en la cadena de suministros”, afirmó la directora general de la OMC, que subraya que las compañías navieras no habían anticipado la fuerza de la recuperación económica pospandemia. “Redujeron la disponibilidad de contenedores y los almacenaron (durante la pandemia) en los lugares equivocados, así que ahora no hay suficientes”, sostuvo.

En los últimos días, un nuevo récord de buques que transportan contenedores hacen fila frente a los puertos principales de uno de los estados más ricos del país. Las últimas imágenes que se han obtenido de los satélites sobre los puertos de Long Beach y Los Ángeles muestran un atasco y enjambre de barcos inactivos, esperando descargar las mercancías, que van desde Asia a través del océano Pacífico hasta la costa occidental de Estados Unidos. En el país norteamericano, el atasco en el transporte ha contribuido a un aumento de un 5,4% de la inflación en el pasado mes de septiembre. El fuerte aumento de las compras y la falta de mano de obra ha provocado el caos en las terminales de los puertos.

Así, considera la directora general de la OMC, que incluso si las grandes potencias del mundo trataran de reducir su dependencia comercial mutua encontrarían dificultades. “No es tan fácil desmantelar las cadenas de suministro, en muchos productos son enormemente complejas”. En Europa, los principales estragos se han visto en la luz y en el gas, con precios desorbitados no solo en España, sino también en Italia, Alemania o Francia.

Y el mayor miedo está en la proximidad de la Navidad. Quedan prácticamente dos meses para estas fechas tan señaladas del año y los ciudadanos apenas saben si podrán disfrutar de unas fiestas fructíferas, con la posibilidad de que no tengan alimentos e incluso regalos disponibles para la época.

Los puertos de Los Ángeles y Long Beach en EE.UU., los dos mayores del país son uno de los mejores ejemplos de esta situación y que viven una situación de colapso, con largas colas de enormes cargueros fondeando frente a los muelles a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías, una tarea que puede demorarse hasta doce días.
Los puertos de Los Ángeles y Long Beach en EE.UU., los dos mayores del país son uno de los mejores ejemplos de esta situación y que viven una situación de colapso, con largas colas de enormes cargueros fondeando frente a los muelles a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías, una tarea que puede demorarse hasta doce días. FOTO: Aaron Favila AP

La Casa Blanca ya alertaba de que muchos regalos no llegarían en las fechas indicadas, aunque Biden evitó cualquier declaración sobre el tema. Por el lado de Reino Unido, cada año por Navidad se venden entre ocho y diez millones de árboles para decorar las casas durante las fiestas. De esta cantidad, con la escasez de camioneros y las regulaciones post Brexit la industria del sector ha alertado de que los tradicionales árboles de Navidad no estarán en todas las casas y que su precio será mucho más elevado.

Pero los precios de los abetos no son los únicos en alterarse. En el país británico se ha llegado a ver cifras de más de dos libras el litro de gasolina. Con una necesidad de casi 100.000 camioneros para acabar con la crisis del combustible, poco más de 100 se consiguieron con las visas que oferto el gobierno de Boris Johnson. Y los vehículos o el material de combustión es también una fuente necesitada por su escasez en ambos países.