Televisión

Sexo, drogas y abuso de poder: despedido el director del “Bild”

Julian Reichelt fue despedido por supuestamente acosar a varias mujeres durante su gestión

El ya ex director del periódico alemán "Bild", Julian Reichelt
El ya ex director del periódico alemán "Bild", Julian ReicheltCLEMENS BILANEFE

“¿Aún despierta?, me gustaría sentir tu cuerpo”. Así escrito, el mensaje debería provenir del novio o de un amante pero no, el remitente era el jefe. Julian Reichelt, el hasta ahora director de “Bild”, el periódico más leído de Europa con ocho millones de lectores diarios, ha sido despedido de forma fulminante tras ser acusado de acoso sexual, relaciones indebidas con sus subordinadas, consumo de drogas en el puesto de trabajo, mentiras y abuso de poder. Aunque el despido se hizo efectivo el lunes, ahora se sabe que el grupo mediático alemán Axel Springer, propietario del tabloide, obtuvo “nuevos datos sobre el actual comportamiento de Reichelt a través de informaciones de prensa” que apuntan, en todo caso, al acoso de trabajadoras en prácticas y becarias.

La investigación, iniciada en marzo, provocó que el periodista se apartara durante unos meses de la dirección de “Bild”. Fue en aquel entonces, y en un artículo publicado por la revista “Der Spiegel” y titulado “Follar, promocionar, despedir”, donde se apuntó a un “ambiente de trabajo hostil para las mujeres” donde imperaba el denominado “sistema Reichelt”, por el que el recién despedido “invitaba a cenar a trabajadoras en prácticas y becarias a través de Instagram”. “En ocasiones, las jóvenes empleadas eran ascendidas rápidamente. Su caída en desgracia era igualmente rápida”, recogió “Der Spiegel”. No obstante, Reichelt regresó solo doce días después a su puesto de trabajo, cuando una auditoría concluyó que las acusaciones no tenían fundamento. “En contra de los rumores aparecidos en varios medios de comunicación, no hubo acusaciones de acoso sexual y las investigaciones no descubrieron ninguna prueba de acoso o coacción sexual”, mantuvo entonces el grupo de comunicación. En la misma línea, el comunicado de la empresa sostenía que los “errores” no especificados fueron superados por “los enormes cambios estratégicos y estructurales, así como los logros periodísticos conseguidos bajo la dirección de Julian Reichelt”.

Pero todo parece haber cambiado ahora con la aparición de nuevas informaciones. Entre las acusaciones que han llevado al despido del director, destaca el testimonio de una joven becaria, que narra cómo Reichelt intentó poner fin a la relación que ambos mantenían en noviembre de 2016, cuando él tenía 36 años y ella 25. “Si descubren que estoy teniendo un ‘affaire’ con una becaria, perderé mi trabajo”, dijo el entonces redactor a su subordinada, de acuerdo con el relato que ella hizo al despacho de abogados contratado por Axel Springer para llevar a cabo la investigación. Justo antes de que Reichelt se expresara en esos términos, otra mujer del periódico había presentado una denuncia por acoso sexual contra él. Sin embargo, la relación entre ambos continuó, según declaró ella, y él fue ascendido a director en 2017. Entonces, el periodista le concedió un trabajo de alto nivel y continuó llevándola a hoteles de lujo cercanos a la sede del diario en Berlín, según contó ella. “Así es cómo funcionan las cosas en Bild. La que se acuesta con el jefe consigue el mejor trabajo”, añadió.

También ahora ha visto la luz la certeza de que otros artículos sobre Reichelt elaborados por periódicos alemanes nunca vieron la luz a causa de las presiones. Así, el diario económico “Handelsblatt” estaba preparado para relatar supuestos conflictos de intereses en la relación del ya exdirector con una mujer en una agencia de relaciones públicas pero obstante, esa información jamás se publicó debido a una llamada del interesado. Reichelt, de 41 años y en el cargo desde 2017, será sustituido por Johannes Boie, hasta ahora al frente de la edición dominical de “Welt”, también del grupo Axel Springer.