Imputado por asesinato y preparación de actos terroristas el joven de origen somalí de 25 años

Las autoridades de Reino Unido acusan a Ali Harbi Ali de la muerte del diputado británico David Amess

Tributos florales en honor a David Amess en los aledaños del Parlamento británico en Londres
Tributos florales en honor a David Amess en los aledaños del Parlamento británico en Londres FOTO: Matt Dunham AP

La Policía británica ha acusado a un hombre de asesinato y preparación de actos terroristas por el apuñalamiento de un legislador conservador que fue asesinado mientras se reunía con sus electores en un salón de la iglesia la semana pasada.

Las autoridades aseguran que un hombre británico de 25 años de edad y de ascendencia somalí, Ali Harbi Ali, ha sido acusado de la muerte de David Amess. El caso sacudió a una nación acostumbrada a tener contacto directo y cara a cara con sus líderes y a entablar un vigoroso debate sobre los temas del día.

“Presentaremos ante el tribunal que este asesinato tiene una conexión terrorista, es decir, que tuvo motivaciones tanto religiosas como ideológicas”, indicó Nick Price, de la Fiscalía. También se le acusa de preparación de actos terroristas”.

Rueda de prensa de Matt Jukes sobre la investigación en curso del asesinato de David Amess
Rueda de prensa de Matt Jukes sobre la investigación en curso del asesinato de David Amess FOTO: James Manning AP

La muerte de Amess, que había servido en el Parlamento durante casi 40 años y fue nombrado caballero por la reina Isabel II en 2015, aumentó la preocupación por la seguridad entre los políticos británicos, que se enorgullecen de ser accesibles a sus electores.

El lunes, en una sesión especial de la Cámara de los Comunes, resonaron los llamamientos para obligar a los gigantes de las redes sociales a hacer más para evitar la propagación del odio en línea que ha envenenado el discurso político.

El asesinato se produjo cinco años después de que la legisladora del Partido Laborista Jo Cox fuera asesinada a tiros y a puñaladas por un extremista de extrema derecha. Cox fue la primera legisladora británica asesinada desde que un acuerdo de paz puso fin a la violencia a gran escala en Irlanda del Norte, casi 30 años antes.

Amess, de 69 años, era un diputado conservador que se oponía al aborto, hacía campaña por los derechos de los animales y apoyaba firmemente la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Matt Jukes, subcomisario de la Policía Metropolitana para operaciones especializadas, aseveró que el cuerpo policial “seguirá construyendo nuestro caso”. Indicó que los detectives habían analizado los ordenadores, registrado varias direcciones de Londres y revisado las imágenes de las cámaras de seguridad como parte de la investigación.

No se ha realizado ninguna otra detención y en este momento no estamos buscando a nadie más en relación con este incidente”, confirmó.