Francia dará 100 euros a cada persona que cobre menos de 2.000 euros para combatir la subida del precio del carburante

El “desembolso por inflación”, busca limitar los daños del historial económico de 38 millones de franceses

El presidente Emmanuel Macron, a seis meses de las elecciones presidenciales, busca limitar los daños a su historial económico por la escalada de los precios de la energía.
El presidente Emmanuel Macron, a seis meses de las elecciones presidenciales, busca limitar los daños a su historial económico por la escalada de los precios de la energía.STEPHANE MAHEREUTERS

El Primer Ministro francés, Jean Castex, anunció el jueves que los hogares con menos ingresos recibirán 100 euros del gobierno para ayudar a mitigar el impacto del aumento de los precios de la energía, en particular los de la gasolina.

Castex calificó el pago como un “desembolso por inflación” que se haría a los ciudadanos que ganan menos de 2.000 euros netos al mes y que costaría al Tesoro 3.800 millones de euros (4.420 millones de dólares).

El presidente Emmanuel Macron, a seis meses de las elecciones presidenciales, busca limitar los daños a su historial económico por la escalada de los precios de la energía. “Creemos que este aumento de los precios es temporal”, dijo Castex en una entrevista en la televisión TF1, “pero no podemos dejar que lastre la recuperación”.

En las últimas semanas, el Gobierno se ha esforzado por limitar los precios del gas y la electricidad y ayudar a los pobres a pagar las facturas de la calefacción de invierno, ya que los precios de la energía se han disparado en todo el mundo debido a la recuperación económica posterior a la pandemia.

A finales de septiembre, Castex dijo que, tras un aumento en octubre, los precios del gas en los hogares probablemente se mantendrían al mismo nivel hasta la primavera. Sin embargo, el jueves dijo que el descenso de los precios mundiales sería más lento de lo previsto y que el tope se mantendría hasta finales de 2022.

En las últimas semanas, los precios de la gasolina no han dejado de subir, por lo que el Gobierno se ha visto presionado para reducir los impuestos que se pagan en los surtidores, que pueden suponer hasta el 60% de lo que pagan los conductores.

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, argumentó que esa medida sería perjudicial para las finanzas públicas y equivaldría también a una subvención para los combustibles fósiles en un momento en que el gobierno estaba tratando de despojar a la economía de ellos.

Los impuestos sobre la energía y la gasolina pueden ser un tema delicado en Francia. Los impuestos han provocado oleadas de manifestaciones semanales de manifestantes conocidos como “Gilets Jaunes”, por los chalecos amarillos de alta visibilidad que llevan.

Castex ha explicado que la paga de 100 euros será automática, y que aparecerá en las nóminas de los trabajadores del sector privado en diciembre, mientras que los funcionarios y los pensionistas la recibirán en enero o un poco más tarde. Añadió que el umbral de 2.000 euros se calcularía por persona, no por hogar, y que el Gobierno se ceñiría a su objetivo de déficit presupuestario para 2022, del 5% del PIB, compensando la paga con nuevos ingresos y ahorros presupuestarios.