Moldear la ONU

Las crisis globales requieren soluciones globales

Izado en el Parlamento andaluz de la bandera de las Naciones Unidas con motivo de su 76º aniversario
Izado en el Parlamento andaluz de la bandera de las Naciones Unidas con motivo de su 76º aniversario FOTO: María José López Europa Press

Son tiempos difíciles para la ONU. Su labor se ve obstaculizada por una serie de graves amenazas, desde el nacionalismo excluyente hasta la competencia entre grandes potencias y la creciente desigualdad. El mundo no está colaborando para resolver los retos urgentes, como la distribución de las vacunas COVID-19 y el ritmo acelerado del cambio climático.

Pero las crisis globales requieren soluciones globales, y con su reciente informe, Nuestra Agenda Común, publicado en septiembre, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha esbozado una nueva visión de la cooperación multilateral. Por ejemplo, Guterres abre un nuevo camino al pedir que el desaparecido Consejo de Administración Fiduciaria de la ONU sea reutilizado para supervisar la gobernanza de los océanos, la atmósfera y el espacio exterior. Con el tiempo, esta reforma permitiría a la ONU abordar con mayor eficacia los crecientes problemas del calentamiento global.

Además, Guterres ha respaldado la propuesta del Club de Madrid de celebrar una Cumbre Social Mundial en 2025 para examinar las causas del aumento de la pobreza, hacer balance de los acontecimientos que han contribuido a la disparidad de ingresos y fomentar las políticas necesarias para garantizar una sociedad más equitativa. Los debates de la cumbre deberían impulsar la plena aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y garantizar que el desarrollo económico posterior a la crisis sea amplio y ecológico.

La realización de la ambiciosa agenda de Guterres requiere una estrategia orquestada. La iniciativa de Guterres de convocar una Cumbre del Futuro al inicio de la 78ª Asamblea General en septiembre de 2023 es un buen comienzo. Como parte de los preparativos de la cumbre, el secretario general convoca una junta consultiva de alto nivel dirigida por antiguos jefes de Estado o de gobierno. Líderes con experiencia en el pasado, sin la carga de la política del día a día, estarán en una buena posición para ayudar a perfeccionar las propuestas de Guterres sobre paz y seguridad, sobre un pacto digital global, sobre la juventud, sobre el desarrollo social y otras. Los líderes de hoy deberían agradecer la ayuda.

Danilo Türk es ex presidente de Eslovenia y presidente del Club de Madrid, una organización que agrupa a más de cien ex presidentes y primeros ministros elegidos democráticamente. El Diálogo Político Anual 2021 Rethinking Democracy” del Club de Madrid comienza hoy, una conversación de tres días que tendrá lugar los días 27, 28 y 29 de octubre para elaborar una Agenda Global para la Renovación Democrática.