Hermes 450 o Bayraktar TB2, los potentes drones que Marruecos habría usado en su ataque a Argelia

Ambos se incluyen dentro del poder militar de Rabat y los expertos precisan si el modelo enviado por Turquía o el comprado a Israel fue el utilizado en el conflicto con Argel en el que murieron tres civiles

En un comunicado oficial, la presidencia de Argelia responsabilizaba a las fuerzas de Marruecos del ataque y muerte de tres civiles que se desplazaban en dos camiones a lo largo de unas carreteras del desierto en la zona sahariana y lanzó una amenaza directa. Medios argelinos acusan a las autoridades marroquíes y aseguran que el crimen “no quedará impune”, al considerar que Rabat ha subido un nuevo peldaño en la tensa reyerta tras el “golpe terrorista por el que se ha cruzado una línea roja”. Asimismo, la ONU investigará el caso.

El medio digital MenaDefense precisa que el ataque se produjo probablemente mediante un dron, ya sea con el modelo turco Bayraktar TB-2 o el israelí Hermes 450. Pero todavía no se conoce cuál fue. El dron en cuestión, en el que se puede presenciar su trayectoria en un vídeo difundido en redes sociales que confirma la presencia de un dron y el disparo de dos misiles y muestra los dos vehículos carbonizados, habría despegado de una base aérea marroquí situada en Smara en los territorios ocupados por Marruecos y que se encuentra a unos 230 kilómetros del lugar del ataque.

Israel es un país que ha vendido, en secreto, equipo militar a Marruecos. A través de un tercero, este estado suministró al ejército marroquí equipos de comunicación militar y dispositivos de control, incluyendo dispositivos de detención y seguimiento en aviones de guerra. Por ejemplo, las fuerzas aéreas marroquíes recibieron tres drones Heron israelíes, con un coste total de 50 millones de dólares.

Mientras, el país del norte de África, que a lo largo de las últimas semanas ha proseguido su rearme, también compró a Turquía 10 lanchas patrulleras rápidas ARES 35 FPB y 5 lanchas tipo ARES 80 SAT destinadas a la Marina Real, embarcaciones de apoyo a operaciones especiales y de ataque rápido y que en principio estarán destinadas a combatir el contrabando y la inmigración ilegal, lo que también anuncia la buena relación entre Marruecos y el país otomano. En abril, ya compró decenas de vehículos aéreos no tripulados Bayraktar TB2 producidos por la empresa turca Baykar y cuya adquisición estaba relacionada con las disputas entre las Fuerzas Armadas marroquíes y el Frente Polisario en la región del Sáhara.

¿Cómo es el dron turco?

El Bayraktar TB2, una aeronave no tripulada pero armada con misiles, se ha convertido en la estrella de la exportación turca, con efectos geopolíticos en toda la región. Con una característica aleta triangular en la cola es el producto principal de la empresa Baykar, fundada en 1984 por el ingeniero Özdemir Bayraktar. Hasta trece países han comprado estos drones, entre los que, además de Marruecos, se encuentran otros como Qatar, Ucrania, Polonia o Azerbaiyán.

Su primer uso se vio en Libia durante 2020, donde estas aeronaves permitieron salvar Tripoli del asesio de las fuerzas de Hafter. Se han utilizado con éxito no solo en este país, sino también en Siria o Karabaj. Hasta 30 drones TB2 se pueden comprar por el precio de un caza F-35, cuyo uso es parecido.

¿Y el dron israelí?

El Hermes 450 está equipado con dos misiles Hellfire. El vehículo aéreo no tripulado mediano de carga útil múltiple diseñado para misiones militares de largo duración. Y tiene la capacidad de volar durante 20 horas y realizar sus tareas básicas de reconocimiento, vigilancia y comunicación. Con 6,1 metros de largo, pesa 450 kilogramos y puede acomodar una carga útil de 150 kilos. Un motor Wankel de un solo ventilador con sistema de pérdida total de aceite impulsa su hélice de empuje, lo que le da una velocidad máxima de 176 km/h y una altitud máxima de más de 5.500 metros.

No tiene el mismo prestigio internacional que el Bayraktar TB2, pues mientras algunos países lo han considera como unas de sus armas más feroces, en 2016 fue señalado como la aeronave más problemática y el que más fallos registra en menos tiempo.