Europa

Dos bombarderos rusos se entrenan con cazas bielorrusos tras el despliegue de 15.000 soldados polacos

Crece la tensión humanitaria y militar en la frontera tras la llegada de miles de migrantes y refugiados que quieren entrar a la UE

Dos Tupolev Tu-95 rusos como los que se han desplegado en Bielorrusia
Dos Tupolev Tu-95 rusos como los que se han desplegado en Bielorrusia

Rusia envió este jueves dos bombarderos estratégicos con capacidad nuclear en una misión de entrenamiento sobre Bielorrusia por segundo día consecutivo en una muestra de apoyo de Moscú a su aliado en medio de una disputa sobre la migración en la frontera polaca. El Ministerio de Defensa de Bielorrusia dijo que dos bombarderos estratégicos rusos Tu-160 practicaron bombardeos en el campo de tiro de Ruzany, ubicado en Bielorrusia a unos 60 kilómetros, al este de la frontera con Polonia. Como parte del entrenamiento conjunto, los aviones de combate bielorrusos simularon una intercepción, dijo el ministerio.

Es el segundo día que los bombarderos rusos con capacidad nuclear sobrevuelan a los cielos de Bielorrusia. El Ministerio de Defensa de Bielorrusia dijo que estos vuelos se realizarán de forma regular justo cuando Polonia ha desplegado casi 20.000 militares y policías en la frontera.

Rusia ha apoyado firmemente a Bielorrusia en medio de un tenso enfrentamiento esta semana cuando miles de migrantes y refugiados, la mayoría de ellos del Medio Oriente, se reunieron en el lado bielorruso de la frontera con Polonia con la esperanza de cruzar a Europa Occidental.

La Unión Europea ha acusado al autoritario presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de alentar los cruces fronterizos ilegales como un “ataque híbrido” para tomar represalias por las sanciones de la UE a su gobierno tras la represión de la disidencia interna tras la disputada reelección de Lukashenko en 2020.

Bielorrusia niega las acusaciones, pero ha dicho que ya no impedirá que los refugiados y migrantes intenten ingresar a la UE. El Ministerio de Defensa de Bielorrusia acusó a Polonia el jueves de una acumulación militar “sin precedentes” en la frontera, diciendo que el control migratorio no justificaba la concentración de 15.000 soldados respaldados por tanques, activos de defensa aérea y otras armas.

“Se parece más a un intento de formar un grupo de fuerzas de ataque”, dijo el ministerio, y agregó que la concentración militar polaca llevó a Bielorrusia a responder con acciones “tanto de forma independiente como dentro de los acuerdos existentes con nuestro aliado estratégico”, en referencia a Rusia.

Rusia y Bielorrusia tienen un acuerdo que prevé estrechos vínculos políticos y militares. Lukashenko ha subrayado la necesidad de impulsar la cooperación militar ante lo que ha descrito como acciones agresivas de los aliados de la OTAN. El mandatario, considerado el último dictador de Europa, señaló que los vuelos de los bombarderos rusos son una respuesta necesaria a las tensiones en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. “Déjalos gritar y chillar. Sí, esos son bombarderos con capacidad nuclear, pero no tenemos otra opción “, dijo el presidente, en el cargo desde 1994.

El coronel general retirado Leonid Ivashov, exjefe del departamento de cooperación exterior del Ministerio de Defensa de Rusia, indicó que los vuelos de bombarderos rusos sobre Bielorrusia tenían como objetivo demostrar el apoyo de Moscú a su aliado en medio de crecientes tensiones.

“Los ejercicios militares y los vuelos de bombarderos son parte del entrenamiento para la acción conjunta”, dijo Ivashov, citado por la agencia de noticias Interfax. “Es necesario para evitar un posible conflicto militar que podría convertirse en una gran guerra. Es necesario demostrar nuestra disposición “.