Biden recibe a López Obrador en la Casa Blanca en plena crisis migratoria

El mandatario de EE UU se reúne con sus homólogos de México y Canadá en un intento de reconciliarse con sus vecinos

Cumbre entre los líderes de Estados Unidos, Canadá y México en la Casa Blanca
Cumbre entre los líderes de Estados Unidos, Canadá y México en la Casa Blanca FOTO: CHRIS KLEPONIS / POOL EFE

Joe Biden recibía este jueves en la Casa Blanca la visita oficial del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte. Es la primera vez en cinco años que el presidente de EE UU recibe a los líderes de sus países vecinos, desde el último encuentro en 2016. Y la primera vez que lo hace en persona después de un año y medio de pandemia.

Antes de la reunión trilateral, Biden se reunió por separado con Trudeau y AMLO. Con el objetivo de alcanzar el consenso entre los tres vecinos aliaos para reforzar el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), las conversaciones se entablaron en esa dirección. Acuerdo que rige, en la actualidad, los 1,5 billones de dólares al año que suponen las relaciones comerciales entre los países norteamericanos.

Pero las diferencias en algunos sectores, como el automotriz, son desafiantes, así como las políticas comercial y energética. Biden afrontó el encuentro, aún así, con la intención de avanzar en algunos de esos puntos distanciados y acercar posturas, especialmente en temas migratorios, reducción de fricción comercial, recuperación sanitaria y económica post pandemia, y mejor competencia con China.

América del Norte
América del Norte FOTO: Antonio Cruz

La Casa Blanca emitió un comunicado, horas previas a la reunión presencial, adelantando que «durante la cumbre, Estados Unidos, México y Canadá reafirmarían sus fuertes lazos e integración, al mismo tiempo que trazarían un nuevo camino de colaboración para poner fin a la pandemia de covid-19 y promover la seguridad sanitaria, la competitividad y el crecimiento equitativos, para incluir el cambio climático, así como una visita regional para la migración».

Biden retomaba desde la Casa Blanca la cumbre trilateral tras cinco años de enfriamiento de las relaciones entre los tres países, sin que el encuentro a tres tuviera lugar durante el mandato del anterior presidente, el republicano Donald Trump. Aunque los países vecinos, bajo la Presidencia de Trump, no mantuvieron la cumbre presencial ni organizaron ningún encuentro, sí firmaron un acuerdo para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, herencia de la era Clinton, a principios del año pasado.

El renovado acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, firmado por los tres aliados, ya incluía nuevas disposiciones para el comercio digital, reglas de origen más estrictas para todas las partes y nuevos requisitos de salario mínimo para algunos trabajadores de la industria automotriz.

Bajo la promesa de restablecer las relaciones internacionales dañadas por su predecesor en la Casa Blanca, Biden ha intentado, desde que tomó posesión del cargo, limar asperezas con potencias tradicionalmente aliadas de Estados Unidos. «Fortalecer nuestra asociación es esencial para nuestra capacidad de reconstruir mejor, revitalizar nuestro liderazgo y responder a la fama cada vez mayor de desafíos regionales y globales», añadía la Casa Blanca de Biden en el comunicado previo a la cumbre trilateral.

«Con respecto a la soberanía de los demás y con un verdadero espíritu de asociación, afirmamos nuestra visión inquebrantable de que América del Norte es la región más competitiva y dinámica del mundo», señaló el comunicado de la Administración Biden.

El presidente de EE UU se había reunido de manera virtual con ambos líderes, coincidiendo en persona con Trudeau durante la cumbre del G-20 en Roma hace unos días, pero la del jueves fue la primera vez que los tres mandatarios se reunían de manera presencial. La cumbre de líderes de América del Norte se producía apenas días después del fin de las restricciones de vuelos, tras las que se permiten de nuevo los viajes al país, siempre y cuando se presente una prueba de vacunación completa, relajando unas estrictas prohibiciones sin precedentes, que han permanecido vigentes durante cerca de dieciocho meses.

Las restricciones de viajes puestas en marcha con la pandemia y reforzadas en función del incremento de casos de coronavirus, han afectado de manera singular a los países vecinos de Estados Unidos, México y Canadá. La Administración Biden aceptó la recomendación de legisladores y alcaldes fronterizos de limitar la entrada al país por vía terrestre para evitar la propagación del virus durante la pandemia.

Aun así, la crisis fronteriza se ha agudizado desde que Biden llegó a la Casa Blanca el pasado 20 de enero. Los viajes por carretera se limitaron a «no esenciales» a lo largo de las fronteras con México y Canadá, actualizando cada mes las restricciones en función de las necesidades. La afluencia de migrantes a la frontera, sin embargo, ha sobrepasado la capacidad para contenerla, agravando dramáticamente una crisis existente desde hace décadas.

Cooperación contra la covid

En la agenda de la cumbre trilateral, la novena organizada de estas características, temas destacados en la prioridad de los aliados como migración, cooperación para hacer frente a la pandemia de covid-19, salud, seguridad, economía y cambio climático, entre otros.

Durante la jornada se produjeron otros encuentro bilaterales con los mandatarios reunidos por separado y junto a otros líderes políticos, como la vicepresidenta, Kamala Harris. Denominada «la cumbre de los tres amigos», el encuentro oficial entre Biden, Trudeau y AMLO es considera también como la primera reunión trilateral al nivel de jefes de Estado desde que diera comienzo la pandemia que ha paralizado al mundo entero.

Antes incluso de que diera comienzo tan esperado encuentro entre los tres países vecinos, ya se anunció la convocatoria del siguiente, la décima Cumbre de Líderes de América del Norte, que México acogerá en 2023.