Una pareja se fuga tras abandonar a sus hijos y estafar millones en ayudas destinadas al Covid-19

Tan solo dos meses después de la condena, la pareja de estafadores cortaron sus brazaletes de rastreo electrónico y desaparecieron. Al huir, la pareja dejó una nota para los tres hijos adolescentes que abandonaron.

Fotografías de Richard Ayvazyan y Marietta Terabelian
Fotografías de Richard Ayvazyan y Marietta Terabelian FOTO: La Razón (Custom Credit)

El pasado junio, Richard Ayvazyan y Marietta Terabelian, de Tarzana (California), fueron condenados por fraude masivo. Los fiscales dijeron que la pareja, en colaboración con otras seis personas, llevaron a cabo un plan para robar más de 20 millones de dólares en fondos de ayuda destinados a las pequeñas empresas durante la pandemia del Covid-19. «Los acusados utilizaron la crisis de Covid-19 para robar millones de dólares en ayuda gubernamental muy necesaria destinada a personas y empresas que sufren los efectos económicos de la peor pandemia en un siglo», expresó la fiscal federal Tracy L. Wilkison.

En agosto, tan solo dos meses después de la condena, la pareja de estafadores cortaron sus brazaletes de rastreo electrónico y desaparecieron. Al huir, la pareja dejó una nota para los tres hijos adolescentes que abandonaron. “Estaremos juntos de nuevo algún día. Esto no es un adiós, sino un breve descanso el uno del otro”, escribieron a los menores de 13, 15 y 16 años cuando se fugaron.

Casi tres meses después, la pareja aún no ha sido encontrada y el FBI los está buscando. A día de hoy, sigue sin conocerse el paradero de Richard Ayvazyan y Marietta Terabelian y el FBI ofrece una recompensa de 20.000 dólares por información que conduzca a su captura. Esta semana, a pesar de estar fugados, un juez les sentenció en ausencia. A Ayvazyan, de 43 años, a 17 años de prisión y a Terabelian, de 37, a seis.

¿Fuga o secuestro?

Cartel de "se busca" de Marietta Terabelian
Cartel de "se busca" de Marietta Terabelian FOTO: La Razón (Custom Credit)

“Cuando nuestra nación estaba en su momento más vulnerable, estos individuos solo pensaron en llenarse los bolsillos”, dijo Ryan L. Korner, agente especial de la Oficina de Investigación Criminal del IRS, tras la sentencia de esta semana. “Estas sentencias reflejan la gravedad de estos delitos”.

La pareja y el hermano de Ayvazyan, Artur Ayvazyan, de 41 años, fueron condenados por delitos de conspiración, blanqueo de dinero, fraude bancario y electrónico, en un juicio celebrado el pasado mes de junio. Además de los cargos que comparten con Marietta Terabelian, Richard Ayvazyan y su hermano fueron condenados por robo de identidad.

Según las pruebas presentadas en el juicio, los estafadores utilizaron identidades falsas o robadas, incluidas las de personas fallecidas y estudiantes de intercambio que visitaron brevemente Estados Unidos, para presentar alrededor de 150 solicitudes fraudulentas de préstamos de ayuda federal a la pandemia para negocios ficticios en San Fernando Valley.

Los fiscales explicaron que, para respaldar las solicitudes de préstamo fraudulentas, presentaron documentos de identificación falsificados, formularios de impuestos y registros de nómina falsos a los prestamistas y la Administración de Pequeñas Empresas. Los fiscales relataron que la pareja junto con otras seis personas implicadas, contando al hermano de Ayvazyan, utilizaron el dinero para comprar casas de lujo en tres ciudades del sur de California: Tarzana, Glendale y Palm Desert, además de monedas de oro, diamantes, muebles, relojes de lujo y una motocicleta Harley Davidson. Al ser declarados culpables, tuvieron que renunciar a las tres casas y a los artículos de lujo, así como a las cuentas bancarias y a unos 450.000 dólares en efectivo.

Cartel de "se busca" de Richard Ayvazyan
Cartel de "se busca" de Richard Ayvazyan FOTO: La Razón (Custom Credit)

Aunque el juez dictó sentencia, no está claro si Richard Ayvazyan fue el autor intelectual, pero de las ocho personas condenadas hasta el momento, Richard fue quien recibió la sentencia más larga, 17 años, en comparación con su hermano Artur, que recibió tan solo cinco años. Ninguno de los acusados fue condenado a más de seis años. Ashwin J. Ram, abogado de Richard, dijo que los fiscales pintaron una imagen exagerada de la participación de su cliente. “Hay que tener en cuenta que el gobierno ha promocionado repetidamente que se trata de un caso de 18 o 20 millones de dólares, dependiendo del día y de quién hable”, dijo Ram a “CNN”. “En la audiencia de sentencia, sin embargo, el tribunal determinó que Richard Ayvazyan solo es responsable de una cantidad de pérdidas en el rango de 1,5 millones. Eso está muy lejos de la teoría del caso que tiene el gobierno”. Ram dijo que no ha hablado con Ayvazyan desde que huyó en agosto. Cree que si su cliente hubiera estado en el tribunal, habría explicado su versión de los hechos. “Fue lamentable que el señor Ayvazyan no estuviera presente para pintar el cuadro completo para el tribunal”, dijo. “Eso habría arrojado luz sobre su trayectoria y experiencia, incluido su papel de líder comunitario, inversor providencial, padre y esposo”.

Por último, el abogado explicó que la familia de la pareja acusada cree que pudieron haber sido secuestrados por otros implicados. “Richard fue acusado de conspirar con docenas de personas, y solo unos pocos han sido imputados. Así que si realmente es el cabecilla, es posible que alguien quiera silenciarlo”. Aunque pidió al Gobierno que investigara el asunto, los fiscales creen que no hay evidencia que lo respalde, y que la opción más probable es que la pareja huyó para eludir la prisión.

Mientras los fugitivos continúan en paradero desconocido, los tres hijos de la pareja están bajo el cuidado de sus abuelas y un tutor designado por el tribunal.