Monika, la perrita con cuatro prótesis en las patas que vuelve a andar

Una nueva oportunidad tras una operación pionera, poco común y financiada voluntariamente a través de internet

Monika en la clínica con sus prótesis en las patas
Monika en la clínica con sus prótesis en las patas FOTO: La Razón (Custom Credit)

Monika, una perra rusa víctima de maltrato, ha podido volver a andar tras una intervención quirúrgica que le ha implantado cuatro prótesis biónicas de titanio en las patas. La operación llevada a cabo por un equipo de veterinarios de Novosibirsk (Rusia) ha sido pionera y costosa, financiada voluntariamente a través de internet.

La perra fue encontrada en diciembre de 2020 con sus patas heridas en el pueblo de Plastunovskaya, en un bosque de Krasnodar, en el suroeste de Rusia. Fue trasladada a un centro de voluntarias de rescate con Marina Gapich y Alla Leonkina, activistas de los derechos de los animales, donde le amputaron las patas y recibió una transfusión de sangre. Tras luchar por su vida durante más de 10 días el animal recuperó la conciencia.

Posteriormente, contactaron con Serguéi Gorshkov, veterinario de la clínica BEST en Novosibirsk (Siberia) y pionero en implantar extremidades artificiales a gatos en 2019.

Las voluntarias iniciaron una campaña para financiar la operación ante la posibilidad de que Monika fuese sacrificada por no volver a andar, recaudando 400.000 rublos rusos (más 4700€). Convirtiéndose en la primera intervención de este tipo en un can.

Las patas artificiales fueron creadas con un modelo digital individual e impresas en 3D. Asimismo, para evitar el rechazo, los implantes tienen estructura porosa que permite la máxima osteointegración y tratados con un recubrimiento biológico. Tras la colación una de las patas se rompió y se tuvo que rehacer.

La recuperación de Monika está siendo muy rápida, se ha adaptado bien a la movilidad, empezado a dar pasos y caminando, aunque con cierta dificultad. Se estima que cuando el proceso de osteointegración haya finalizado, la perra recibirá el alta para tener una nueva vida.

Mientras tanto, el veterinario Gapich muestra la evolución de la operación y recuperación de Monika a través de sus redes sociales.